Las exigencias de Katy Perry para su tour mundial se comienzan a salir de control…

E! News | Hace 3 años

 
Katy Perry

Jun Sato/GC Images



La estrella pop parece ser que ha adquirido una nueva postura de diva.






La exitosa Katy Perry siempre tuvo claro que no se embarcaría en su ambiciosa gira mundial Prismatic sin asegurarse antes de que contaría con ciertas comodidades básicas para el largo periplo, por lo que su variado séquito ha tenido que hacer hueco para alguien tan importante como su cortador de verduras personal, un empleado encargado de lavar y picar los vegetales como a ella le gusta.

E! NEWS / ¡Madonna y Katy Perry se unen para darse un sexy castigo! (+ Fotos)

"Katy siempre ha dado la impresión de ser una persona con los pies en la tierra, por lo que esto me parece una locura. Nunca pensamos que pudiera tener tantas exigencias de diva. Ya nos ha informado de que el personal no debe hablar con ella, especialmente si es para pedirle un autógrafo o una foto, porque le pone de un humor terrible antes de sus actuaciones", aseguró una persona de su círculo íntimo al periódico Daily Star.

FOTOS > ¿Sabías que Katy Perry lanzó una línea de accesorios? ¡Mírala!

Además de requerir un ambiente de silencio antes de salir al escenario, la artista necesita también que en cada una de las paradas de su gira esté esperándole una habitación llenas de flores y un armario repleto de ropa y productos de belleza. De hecho, Katy ya ha dado instrucciones precisas de cómo deben estar decoradas dichas salas, con lámparas de diseño francés, una alfombra de color crema y una silla de director con su nombre escrito.

La detallada lista que la intérprete ha entregado a los promotores de sus recitales también incluye una selección de manjares para su disfrute, entre los que destacan tres botellas heladas de vino blanco Pinot Grigio y varios platos de nachos.

E! NEWS > Lady Gaga acusa a Katy Perry de copiarse de su gira.

Pero la estrella estadounidense también intenta mimar a su personal siempre que tiene ocasión, como demostró tras el concierto inaugural celebrado en Belfast, Irlanda del Norte. La artista quiso compensar el esfuerzo de su equipo pagando de su bolsillo una suculenta cena para todos ellos, gastándose 1.600 dólares en raciones de pollo picante de la cadena de restaurantes Nando's.





Los trajes más extravagantes de Katy Perry