Lindsay Lohan admite haber sido una adicta y espera recuperar la confianza del público

E! News | Hace 3 años

 
Lindsay Lohan, Oprah

OWN




La problemática estrella parece estar lista para dejar atrás los vicios y excesos.






Durante un par de semanas se ha creado una gran expectativa por la entrevista que Lindsay Lohan le concedió a Oprah Winfrey tras completar los 90 días de rehabilitación que le ordenó la corte y ahora finalmente tenemos todos los detalles de esta reveladora conversación.

En un emotivo episodio de Oprah's Next Chapter, Lohan estuvo conteniendo las lágrimas mientras contestaba preguntas acerca de sus adicciones y problemas familiares y al mismo tiempo daba contundentes explicaciones sobre sus acciones en los últimos años.

Sobre la sentencia de prisión que recibió hace unos años atrás, la actriz asegura que ella misma buscó que la encarcelaran.

"Yo creo que lo hice para buscar algo de paz y no tener ninguna otra opción más que estar sentada y allí".

Claramente la mala conducta de la estrella no terminó luego de sus días en prisión. Pero ahora LiLo admite que simplemente ha debido "callarse y escuchar" y rendirse ante el proceso de cambio tal como lo hizo en su reciente estadía en rehabilitación.

"En esta oportunidad yo no estaba peleando contra nada. Me dejé llevar y me dije a mi mima 'Ok, ellos probablemente saben que es lo mejor para mí, porque mi propia idea sobre lo que está bien no ha funcionado en el pasado'. Yo llegué realmente deseando y necesitando más espiritualidad. Realmente abierta y lista para ser totalmente honesta"

Cundo Winfrey le preguntó a Lindsay si se consideraba una adicta, la actriz aseguró que sí y que además las drogas y el alcohol habían sido una decisión propia de ella.

"El alcohol en el pasado era mi manera de escaparme de las cosas", comentó Lohan quien además admitió haber consumido cocaína unas 15 veces en su vida, a pesar de odiarla, porque le "permitía tomar más alcohol"

Pero.. ¿Cómo comenzaron estas adicciones?

"Muchas cosas pasaron en mi familia mientras yo crecía, todo era muy caótico en casa y había momentos en los que todo era maravilloso y perfecto y otros en los que las cosas eran incontrolables y caóticas y es algo por lo que mucha gente ha pasado pero yo desafortunadamente tardé mucho tiempo en enfrentarlo. Era un caos confortable para mí. Lo que para otros parecía caótico para mí era normal".

En estos acontecidos años, Lohan sabe que ha perdido la confianza de muchas personas pero también está dispuesta a hacer todo lo posible por recuperarla.

"Estoy lista para recuperar esa cosa que es lo que más feliz me ha hecho en la vida, que es trabajar duramente y mantenerme enfocada para probarme a mí misma de la misma manera en que lo hice en ese pasado. Tengo que ganarme nuevamente la confianza de las personas que tienen sus dudas sobre mí, cosa que respeto completamente".

Ante estas honestas palabras, la estrella de Mean Girls también confesó que se siente harta de ser el ejemplo de la chica de mala conducta y en un momento de la entrevista Oprah comentó sobre un viaje que Lohan tiene planeado a Europa y la conductora incluso le pidió reconsiderar estas vacaciones en vista de su reciente tratamiento de rehabilitación.

"Soy diferente. Estoy en un estado diferente en mi cabeza. Yo no quiero esas cosas que antes solía querer", comentó la actriz quien además canceló su viaje tan sólo dos días después de esta conmovedora entrevista.