Lindsay Lohan se alista para trabajar en la morgue de Los Ángeles

E! News | Hace 5 años

 
Chelsea Lauren/WireImage
La juez Stephanie Sautner ha retirado a la actriz de su actual servicio comunitario con la Cruz Roja, y pidió a los policías que vigilan su libertad condicional que le asignen un servicio en una funeraria de Los Ángeles. Lindsay Lohan tendrá que pasar 120 horas barriendo el suelo del edificio donde se almacenan los cadáveres como parte de la sentencia por robar un collar de 2.500 dólares en enero pasado. Antes de empezar a trabajar en la Cruz Roja, Lindsay fue expulsada del Centro de Mujeres de Los Ángeles en el que se encontraba ofreciendo su servicio a la comunidad. La actriz de 25 años -que aparenta más de 30- tenía que completar 380 horas de trabajo comunitario en el centro como parte de su castigo, pero después de un rendimiento "muy poco impresionante", abandonó el programa tras haber cumplido solo 60 de las horas requeridas en total. Según escribió el oficial a cargo de la libertad condicional de Lindsay, la problemática actriz tuvo problemas en el centro de mujeres porque "no cumplió". Lindsay se presentará ante la juez Sautner este miércoles, donde se enfrenta a 18 meses de prisión tras saltarse varios de los requisitos de su libertad condicional. A pesar de haber sido expulsada de dos proyectos de servicio comunitario, parece ser que Lindsay está "muy centrada" en completar su castigo. "Lindsay cumplió su servicio a la comunidad en la Cruz Roja cada día durante la pasada semana, y ha pasado la mayor parte del fin de semana asistiendo a terapia y al curso requerido para ladrones. Está muy centrada en las obligaciones que le ordenó el tribunal", explicó a principios de esta semana su representante, Steve Honig.