Lindsay Lohan todavía no llega a un acuerdo con la justicia ¡Y su padre llegó como un mesías!

E! News | Hace 6 años

 
Andrade, Shirley, PacificCoastNews.com
Lindsay Lohan acaba de salir de la corte donde se presentó por segunda vez para intentar llegar a un acuerdo sobre las acusaciones que pesan sobre ella por el supuesto robo de un collar de 2,500 dólares. Hace una semana se realizó la primera audiencia, en la que Lohan se declaró inocente. En esta oportunidad la actriz debía decidir si aceptaba o no un acuerdo en el que tendría que declararse culpable y proceder a juicio. Aunque Lindsay parece no haber aceptado el trato, el juez del caso decidió darle otra oportunidad y luego de reunirse en privado con los abogados de ambas partes, accedió a una tercera audiencia el 10 de marzo, y pidió a Lilo que reconsidere la oferta con sus abogados. También insistió en que la acusada deberá encontrar a un "sponsor" o padrino que no sea de su círculo cercano para ayudarla a lidiar con sus problemas de adicción. Lindsay respondió afirmativa y educadamente a todo. Pero la noticia del día es el nuevo escándalo protagonizado por sus partes. Michael Lohan, el padre de Lindsay se presentó en la sala, al parecer sin previo aviso, a lo que su madre Dinah respondió levantando la órden de restricción en su contra para que él no se acercara. Según testigos en la sala Michael respondió con un gesto para con una señal muy grosera con el dedo. Las cámaras de E! News esperaron afuera del edificio a Michael quien respondió algunas preguntas e hizo sus propias declaraciones. "No iba a decir nada, creo que el juez ha dicho demasiado". "Lo que tiene a Lindsay con el corazón y sus emociones rotas es precisamente su situación familiar... Estoy tratando de hacer todo lo posible por ayudar a mi familia, y a otros niños que sufren el abuso de sus padres divorciados". "Lindsay no volverá al camino hasta que sus padres no podamos estar en la misma página, y dejemos las diferencias de lado". "Cuando Lindsay subió al ascensor y yo intenté saludarla, Dinah me mostró la órden de restricción, indicándome que no podía subir al ascensor con ellas." "Ellos le dieron el collar, le dicen llévatelo y danos algo de exposición... entonces luego cuando no tienen la prensa que deseaban ¿Qué hacen? van y la demandan" "No puedo expresar cuán orgulloso estoy de ella, pero también estoy triste porque lo que le hace falta es que Dinah ceda, que se suba en el barco conmigo, que me deje ayudar" También aseguró que el collar no valía de ninguna manera los 2500 dólares que se estaban alegando. "Dios sabe que si ella legara a quedar detenida y yo pudiera ir a la cárcel en su lugar, lo haría." "Pónganla en un lugar donde nadie la conozca y estará bien, pero aquí en Hollywood... todos la persiguen." Michael estuvo acompañado por un Pastor y dos personas especializadas en rehabilitación. La prensa en general celebró el atuendo de Lindsay, quien lució mucho más conservadora, aunque llegó a la corte con un leve retraso. Aunque Michael negó haberle hecho la señal con el dedo a Dinah, nuestros testigos en la sala aseguran que sí lo hizo.