Lo mejor y lo peor de los Emmys 2011

E! News | Hace 5 años

 
John Shearer/WireImage
Los Emmys 2011 quizás fueron predecibles en la mayoría de sus ganadores, pero sin duda el show general estuvo lleno de sorpresas y momentos hilarantes orquestados principalmente por su conductora Jane Lynch. Desde la incoherente y divertida presentación musical de Michael Bolton hasta las palabras de Charlie Sheen al elenco de Two And Half Men, fueron algunos de los ingredientes que hicieron que la entrega del máximo galardón de la televisión norteamericana haya sido una de las premiaciones más divertidas de los últimos años. Para aquellos que no vivieron todos los detalles de los Emmy, aquí les dejamos un recuento de los mejores y peores momentos de la gala. Mejor Opening: Lo números musicales suelen ser un arma de doble filo, pero en esta oportunidad Jane Lynch salió airosa gracias a su gracioso video de apertura en el que se paseó por algunos de los sets de las series nominadas, cantando y bailando. Con chistes llenos de referencias a la cultura pop y muchas apariciones especiales de personajes y celebridades, el opening sentó un gran precedente de la divertida noche que nos esperaba. Mejor Cameo en el Opening: El elenco de Mad Men quienes se sorprendieron de que en la actualidad las mujeres son independientes, trabajadores y hasta pueden casarse con otras mujeres. Los hombres de la serie se sintieron realmente amenazados por estas revolucionarias ideas. Peores Efectos de Sonido: Aunque el sketch entre Jimmy Fallon y Jimmy Kimmel fue realmente divertido, el sonido de los micrófonos fue terrible mientras los dos conductores se revolcaban por el suelo. Momento más dramático: Desde que Charlie Sheen salió al escenario, todos estuvimos pegados a nuestros asientos por el miedo a lo que podría pasar. El discurso del comediante fue tan lento que realmente todo el mundo estaba asustado. Momento de Poder Femenino: Las nominadas a Mejor Actriz de Comedia, subieron una por una al escenario cuando los presentadores llamaron sus nombres, y tal como el momento final de un concurso de belleza, la ganadora Melissa Mc Carthy recibió una corona y un ramo de rosas. Uno de los momento más graciosos de la noche y también uno de los más emotivos. El premio menos emocionante: Por séptimo año consecutivo The Amazing Race ganó premio a Mejor Reality Show de Competencia y la falta de sorpresa ya se hace realmente aburrido. Mejor edición: El sketch pre grabado del comediante Ricky Gervais fue realmente divertido gracias a que el irreverente actor fue editado varias veces durante su discurso para burlarse de si mismo, gracias a la polémica que se generó cuando fue conductor de los Globos de Oro. Peor uso del tiempo: Los nominados a guión de programa de variedades siempre hacen unos hilarantes segmentos para nombrar a todos los escritores de cada programa, pero este año la verdad es que fue poco especial. Mejor Pareja de Ganadores: Ty Burrel y Julie Bowen, quienes son pareja en la serie Modern Family, recibieron los premios a Mejores Actores Secundarios en Comedia. Muy merecidos premios y también muy emotivos los discursos, en especial el de Burell que fue de los mejores de la noche. Sorpresa más agradable: Jane Lynch logró mantenerse cómica y sin ser repetitiva durante toda la noche. Sus chistes sobre su agenda gay y su sketch con el elenco de Jersey Shore fueron algunos de los momentos más divertidos del show. Posibles ganadores del Grammy: El coro oficial de los premios, los Emmytones integrados por actores de diferentes series como Wilmer Valderrama y Joel McHale, sonaron tan bien que no nos sorprendería que sean carnada perfecta par ganarse un Grammy. Drama en las escaleras: Margo Martindale, ganadora a Mejor Actriz de Reparto en Drama por la serie Justified, estuvo tan emocionada de recibir su premio que tropezó subiendo por las escaleras, pero afortunadamente Ed O´neill y Ashton Kutcher la ayudaron rápidamente. El Momento In memorian: Aunque sin duda fue un segmento emotivo, realmente consideramos que la canción Hallelujah de Leonard Cohen necesita un descanso porque ya se ha vuelto un cliché en todos los momentos dramáticos de la televisión. Hombres de Drama: Aunque nunca tenemos suficiente del sexy actor John Hamm y realmente estábamos cruzando los dedos para que ganara, no podemos negar que el triunfo de Kyle Chandler fue una agradable sorpresa. Mejor Final: Mad Men y Modern Family se llevaron los premios de Mejores Series y no podríamos estar más de acuerdo con estos merecidos galardones.