Los cuentos (no tan) infantiles de la pantalla grande

E! News | Hace 5 años

 
Universal Pictures
No hay que ser un especialista para notar que la industria cultural conocida como Hollywood se caracteriza por fabricar géneros por temporadas. Por supuesto que, al igual que la moda, estas tienen un tiempo de inicio y finalización, pero al cabo de un prolongado tiempo, vuelven a repetirse. Uno de los últimos moldes con los que se trabajó incansablemente fue el de las remakes de dibujos infantiles. En los últimos años pudimos lamentar en la pantalla las versiones de Garlfield, Alvin y las ardillas, Scooby Doo, Los Pitufos, El Oso Yogui y Don gato y su pandilla. Al ver todas las cintas da la impresión que utilizaron a los mismos animadores gráficos y guionistas: las historias no tienen ya de por sí mucha profundidad ni diferencias. Sin embargo la nueva tendencia que está empezando a gestarse vuelve a poner el foco en lo infantil, pero esta vez con el fin de descontextualizarlo. Los cuentos para niños son los nuevos productos en los que trabajar, pero esta vez con un foco diferente del que venimos acostumbrado.
Walt Disney Pictures
Una de las primeras en la lista fue Alice in Wonderland (2010) de Tim Burton. Modernas técnicas de animación mezcladas con un cast de primera línea encabezado por Jhonny Depp, Helena Bonham-Carter, para variar, y la talentosa Mia Wasikowska, en el papel de Alicia, recibió buenas críticas y un par de Oscar. Igualmente la historia tomó los ejes conflictivos típicos de Burton (con su estética gótica y súper lúgubre) y se le brindó al personaje del sombrero (protagonizado por su actor fetiche) un protagonismo que dista mucho del que realmente tenía en el texto de Lewis Carroll. Asimismo, además de que Alicia queda como un personaje irrelevante en la narración, da la impresión de que el alter ego de Depp era un primo narcotizadode Willy Wonka.
Warner Bros
Caperucita Roja llegó este año bastante más crecida de lo que la recordábamos y convertida en la sexy Amanda Seyfried. La historia mostró tintes sumamente oscuros y sexuales, distintos a los que uno recordaría del cuento de los hermanos Grimm. No obstante, a pesar de la dirección de Catherine Hardwicke, la misma directora de Lords of Dogtown y Twilight, y de la actuación de Gary Oldman, Red Riding Hood fue un proyecto que decepcionó a la expectante audiencia.
Relativity Media
El 2012 parece que va a ser bastante monotemático. Al cuento de Blancanieves y los siete enanitos lo ofrecerán en dos envases distintos . Por lo que podemos ver en los adelantos de ambas películas Mirror, Mirror, protagonizada por Lily Collins y Julia Roberts, cuyo estreno está pautado para el 16 de marzo, es una versión más romántica del clásico, aunque también tendrá su aspecto sombrío y no tan infantil. A su vez Snow White and the Huntsman, con la dupla Kristen Stewart y Charlize Theron, con fecha para junio, es la versión épica en la que Blancanieves luce como una especie de Juana de Arco en el mundo de El Señor de los Anillos. En esta historia no veremos a la inocente joven que baila y canta con los enanitos, sino a una adolescente medieval que luchará por conseguir su objetivo frente a una rival menos narcisista y más violenta que la del cuento clásico. Guerras, sensualidad, misterio, son algunos de los condimentos que degustaremos en el film de Rupert Sanders. Vale destacar que ambas cintas deberán atravesar las interminables y fastidiosas comparaciones entre cuál es más fiel y cuál se disntingue más del cuento. Desde aquí nos preguntamos: entre Julia y Charlize, las dos reinas malvadas de las historias ¿cuál será la que definitivamente prevalezca?