Momentos claves en la carrera de Gustavo Cerati

E! News | Hace 5 años

 
EFE
Al cumplirse un año del Accidente Cerebrovascular que lo condujo al coma en el que aún se encuentra, quisimos recordar esos momentos especiales que definieron la vida del músico, y también esos que nos definieron a nosotros en un principio como curiosos, luego como oyentes y finalmente, en el caso de muchos, como fanáticos eternos de Gustavo Adrián Cerati Clark. 1982: Nace Soda. Luego de pasar por formaciones que incluían a músicos como Daniel Melero o Andrés Calamaro, y de nombres alternativos como Los Estereotipos, Stress o Proyecto Erekto, finalmente Gustavo, Zeta y Charly, se deciden por ser sencillamente un trio, con Cerati como cantante y guitarrista de la banda. 1984: Primer álbum. La banda, popular ya el circuito de pubs nocturnos argentinos, a menos de un año de haber firmado contrado con Sony Music lanza su primer álbum Soda Stereo, con temas como Sobredosis de T.V., Trátame suavemente y Un misil en mi placard, que hoy siguen siendo tan populares como en ese momento. La voz de Gustavo ya comenzaba a ser un hito en Argentina. 1987: Primera Gira Latinoamericana. Después del lanzamiento de Signos, su tercer álbum, la popularidad de Soda Stereo había crecido exponencialmente y traspasado las fronteras. Así la banda emprende su primera gira por Latinoamérica, realizando 17 conciertos en 22 ciudades de Chile, Perú, Venezuela, Ecuador y Colombia. Era el comienzo de la Sodamanía. 1992: Colores santos. En medio del furor de Soda Stereo, cuyas presentaciones ya llenaban estadios de fútbol, que había sido nominada a los MTV Music Awards, que además había conquistado el mercado español, y que cerró 1991 rompiendo un récord al presentarse ante 250.000 personas en la Av. 9 de julio de Buenos Aires, Cerati dio el primer paso de lo que sería una exitosa carrera como solista. Colores santos fue realizado junto al músico, y amigo de siempre, Daniel Melero, y a pesar del bajo perfil que mantuvo (no se presentó en vivo), este primer álbum definió lo que sería un sonido muy particular que Cerati seguiría trabajando y maduraría en su carrera post Soda. 1997: El último concierto. El 1ero de mayo de 1997 Soda Stereo anunció oficialmente su separación, en el que como en todo divorcio tenía como causa de base una serie de diferencias irreconciliables de carácter tanto artístico como personal entre los miembros de la banda. La gira de despedida incluyó Chile, México y Venezuela, miles de aplausos, lágrimas, dos discos (El último concierto A y B) y la sensación de que no era una banda que se separaba, sino una era que terminaba. 1999: Bocanada. Tal vez las razones por las que Cerati eligió el nombre de su primer álbum post Soda no son la mismas que se nos pueden ocurrir a nosotros, pero sean las que fueren, la aparición de este disco se sintió exactamente como una bocanada de oxígeno que llenó los pulmones de miles de fans aún nostálgicos. Bocanada, logró eso y aún más. Fue volver a escuchar la voz de Cerati, fue cierre y fue comienzo al mismo tiempo, y sobre todo fueron temas increíbles que se sabían clásicos desde la primera vez que los escuchamos como Puente, Raíz, Bocanada y Tabú. 2001: Sinfónico. Cuando se habla de 11 Episodios Sinfónicos, el álbum que compilaba con arreglos para orquesta una serie de temas clásicos de su carrera, todos recuerdan además de las espectaculares presentaciones en vivo siempre con más de 65 músicos en escena, el look con el que Cerati decidió acompañar esta producción. En una épica capa larga, como un “Principito” postmoderno, terminó de cerrar estéticamente un osado concepto musical en el que se destacó su capacidad interpretativa más allá del rock y el pop tradicionales. 2009: Fuerza natural. A menos de una semana de su lanzamiento el que por ahora es el último disco de Cerati, Fuerza Natural se ubicó en el puesto #1 de los rankings de ventas en Argentina, México, Colombia y Chile. Un Cerati, maduro, con un sonido propio muy bien logrado y que lo distinguió de entre una oferta cada vez más amplia dentro del rock latinoamericano, emprendió la gira promocional que terminó el 15 de mayo con el ACV que sufrió en Venezuela. Este último trabajo fue distinguido con 3 Grammy Latinos en 2010 como Mejor álbum de rock y diseño de portada para Fuerza Natural y como Mejor tema de rock para Déjà vu.