No todas son Pippa Middleton… O el síndrome “soy hermana de una famosa”

E! News | Hace 5 años

 
Lisarosephoto.com
Desde la Boda Real entre Kate y William, el pasado abril, podríamos decir, sin exagerar demasiado, que Pippa Middleton ha generado casi tantas noticias como su hermana, la nueva Princesa... Y es que Pippa fue definitivamente la sorpresa del día. Entallada en un impecable vestido blanco, que al igual que el de Kate diseñó Sarah Burton para Alexander McQueen, lució una figura despampante, desbordó simpatía en todo momento de la ceremonia y terminó por robarse el corazón de todos mientras se la veía desenfadada conversando con el Príncipe Harry en el balcón del palacio. A partir de ese momento Pippa ha tenido tanto éxito con los medios como la nueva pareja Real. Pero, no todas las hermanas pueden ser guapas y encantadoras como Pippa, de hecho, es tan difícil que lo sean que muchas veces ni siquiera sabemos de su existencia a menos que sean gemelas y eso sea parte de su fama, en ese caso, a pesar de ser casi idénticas, siempre hay una que sabe cómo robarse el show. Entre Mary-Kate y Ashley Olsen, el mérito va definitivamente para la primera. Otra eclipsada es Solange Knowles, la hermana de Beyoncé. Sí, Beyoncé tiene una hermana menor, y sí Solange no decidió una profesión en donde competir con su hermana estuviera fuera de cuestión, ella decidió también ser cantante. ¡Buena suerte evadiendo comparaciones! Mónica Cruz por su parte, la hermana de Penélope, ha sido actriz, modelo, ha bailado en la compañía de Joaquín Cortés... lo único que ha logrado, es ser su hermana mayor, y por eso Mónica salta a los tabloides sólo cuando está en una de las grandes fiestas de Hollywood tomada de la mano de su hermana. Con Paris y Nicky Hilton, hay poco que explicar. Paris es la famosa, la escandalosa, la de los titulares jugosos, y Nikki a pesar de ser diseñadora, modelo y de haber recorrido un camino independiente y exitoso, la mayor parte del tiempo es simplemente la hermana de Paris. Aunque claro está, en este caso probablemente sea mejor ser la hermana bajo perfil. Louise y Antonia, las hermanas de Victoria Beckham y Nicole Kidman, respectivamente, son como las versiones menos agraciadas de sus fraternas, cosa que no es de extrañar ya que sus hermanas han sido calificadas como “diosas”. Louise y Antonia entonces, también sufren de síndrome de invisibilidad mediática cuando no están acompañadas de sus hermanas. Definitivamente, la receta más “fraternal” para el éxito simultáneo de dos hermanas parece ser la que aplican Jessica y Ashley Simpson; hacer de sus carreras un sube y baja en donde se alternan la fama y mientras una brilla, la otra... protagoniza un S.