OMG! ¿Frozen y El Rey León son la misma película?

E! News | Hace 3 años

 
Simba, The Lion King, Elsa, Frozen

Disney




Aquí te damos 10 razones para que pienses así...






Hola a todos los fans de Disney.

Henos aquí hablando nuevamente de teorías vinculadas a sus dibujos animados...

El usuario de Tumblr, marauders4evr hizo una observación muy ingeniosa sobre Frozen y El Rey León: esencialmente son la misma película.

Uno podría argumentar que todas las películas de Disney son similares: una princesa, un personaje cómico, un conflicto y un final feliz. Pero la verdad es que estas dos son más similares de lo que uno puede creer.

FOTOS > Revelamos un secreto que nos han estado guardando los dibujos animados por años..

La evidencia:

1. Ambas comienzan con una canción muy alegre de cánticos que permite introducir a los televidentes a la vibra del escenario donde se desarrolla el filme. En este caso, el reino de Arrendale y de la sabana africana.

2. Hay una familia real.

3. Y niños muy adorables.

FOTOS > Estrellas latinas idénticas a personajes de Disney.

4. Y sus mundos cambian por completo cuando la tragedia toca a la puerta. No les diremos cuál tragedia nos hizo llorar más, pero en todo caso ambas nos hacen llorar.

5. Ambos personajes principales huyen de sus problemas luego de la tragedia.

6. Lo que conlleva a una canción sobre finalmente ser libre, dejarse llevar y olvidar las preocupaciones. Ya hemos escuchado la de Frozen mil veces y la de El Rey León tiene su propia "filosofía libre de preocupaciones".

7. Su casa se cae a pedazos: con un mundo sumergido en nieve y hienas vueltas locas en la otra. Y cada película tiene un villano que quiere ser rey.

8. Los villanos saben qué decir para hacer sentir mal a los héroes sobre sus acciones: "Mataste a tu hermana", "Mataste a tu padre".

FOTOS > Así lucen los príncipes de Disney convertidos en princesas.

9. Pero eventualmente nuestros héroes llegan a casa para hacer que todo vuelva a la normalidad.

10. Y sus hogares vuelven a ser lo que fueron y todos viven felices para siempre.

¿Y qué aprendimos hoy? Pues que adoramos Disney y que ver nuevamente el final de El Rey León nos puede hacer llorar aunque tengamos treinta años.