Para la Boda Real, el beso también se debe ensayar…

E! News, The Royal Wedding, | Hace 6 años

 
Mario Testino/Clarence House Press Office via Getty
Que Londres esté más estresado que el backstage de la semana de la moda en Nueva York, sólo quiere decir una cosa: Quedan dos semanas para la Boda Real. La ciudad está corriendo con los preparativos de último minuto. el aseo está limpiando las calles, los jardineros están podando todos los tulipanes alrededor del palacio de Buckingham y parece que los 1800 invitados han tenido ocupados a los sastres y costureras de la ciudad ya que ninguno acepta clientes hasta después del 28 de abril. Básicamente, una locura. Como sea, quienes lucen más calmos que nunca son los ahora llamados WillKat. En el último ensayo que hubo en la abadía de Westminster, Kate Middleton lució radiante y compuesta. En compañía del Príncipe Harry, Carole y Poppa Middleton (junto a casi todos los pajes y las damas de honor) pasó 90 minutos repasando el programa ceremonial. The Daily Express reportó que la futura princesa usó un falso traje y hasta caminó con un bouquet de utilería por el pasillo de 300 pies. Considerando que habrá 72 cámaras no se le puede culpar por apuntar a una precisión de este tipo. El deán de Westminster, el Reverendo John Hall le dijo a Us magazine: "Hay mucho alboroto alrededor de la Abadía, todos están emocionados y las cosas comienzan a tomar forma." ¿Y los nervios del Príncipe Will y Kate? "Bueno ¿Quién no estaría nervioso?" bromeó. Pero la ceremonia no es lo que se está ensayando. La misma publicación asegura que todos los detalles del día se están repasando. Incluso el beso del Balcón de la 1:25 p.m. "El beso tiene que estar en el ángulo correcto para no bloquear el plano y que el mundo no se pierda tan especial momento", dijo una de las mucamas del palacio. Aseguran también que a Kate de 29 y a Will de 28 les han explicado exactamente dónde pararse y hacia qué ángulo inclinarse para que todo luzca perfecto. Otra fuente añadió: "Sueña como una locura, pero el balcón es el momento exacto en el que recibirán a la multitud y sus buenos deseos. No quieren decepcionar a nadie." William está terminando su última semana de trabajo en Anglesey antes de marcharse a Londres, pero Kate (quien se está quedando en casa de sus padres en Bucklebury, Berkshire) está yendo y viniendo todos los días para las pruebas finales del vestido y los ensayos de la Abadía (ambos de noche). ¿Y ustedes? ¿Cómo se preparan para la Boda Real?