PETA le envió una carta a Kate Middleton para que la familia real abandone la caza indiscriminada

E! News | Hace 5 años

 
Liz O. Baylen - Pool/Getty Images
No todas las tradiciones son buenas, ni dignas de preservar, y según el grupo que vela por los derechos de los animales, la casería real es una costumbre muy arcaica y por ningún motivo, debería conservarse. Después de enterarse de que el Príncipe William llevó más 250 faisanes, patos y perdices, como sacrificio para una fiesta de caza, en el campo de la reina, con el fin de celebrar el cumpleaños número 27 del Príncipe Harry , PETA decidió actuar.Le mandó una carta a la persona que parece la voz racional de la familia real: Kate Middleton. “Entendemos que el Príncipe Guillermo le ha regalado “aves de caza” al Principe Harry,” decía el texto enviado a la duquesa por Ingrid Newkirk, la presidenta de la fundación, obtenida por E! News. “No hay honor en comprar aves y utilizarlas como blanco de tiro. Los pájaros que no mueren inicialmente suelen ser eliminados rompiéndoles el cuello, lo que lleva a una muerte lenta y dolorosa.” Newkirk además le pidió a Middleton que persuadiera a los herederos al trono de abandonar su tradición, sugerencia muy recomendable pero con pocas posibilidades de ser cumplida. "Tú te encuentras en una posición única para influenciar notablemente a las personas y para que vean a los animales, y entiendan su lugar en nuestro mundo con bondad”. Por favor, pídele a los príncipes que abran sus corazones al sufrimiento de las aves utilizadas y que se compadezcan de no matar para divertirse". Así, la hermana de Pippa quedó en una posición bastante incómoda, dado que puede ponerse en contra a la organización de protección animal con más afilidados en todo el mundo o generar odios dentro del círculo monárquico por querer frenar una actividad que los de sangre azul reivindican como tradicional.