Podrían enviar a la cárcel al paparazzi que persiguió a Justin Bieber con su auto

E! News | Hace 4 años

 

AKM-GSI




Para sus fans, una foto con Justin Bieber no tiene precio.

Para el paparazzi que lo persiguió con su auto, una foto del cantante tiene un costo muy alto...

O podría tenerlo.

Desde el año pasado, en el estado de California rige una ley que busca proteger a las celebridades del acoso de los fotógrafos que en el afán de conseguir una imagen de algún famoso, puedan poner en riesgo la vida de terceros o de la celebridad misma y el primero que podría sentir el rigor de la nueva legislación sería uno de los paparazzi que causó la persecusión que terminó con Bieber siendo detenido por la policía.






Cuando su manager Scooter Braun le regaló un lujoso Fisker Karma en el programa de Ellen Degeneris por su cumpleaños 18, ignoraba que podría ser el causal de futuros problemas.

El auto no es uno de los más populares debido a su alto costo y que es muy llamativo. Las celebridades optan por autos caros e importados, pero tratan de no llamar mucho la atención para pasar desapercibidos por las glamorosas calles de Hollywood. Sin embargo, el canadiense decidió añadirle un toque más peculiar a su auto y lo mandó a pintar de plateado, dejando al Fisker Karma con el aspecto de un espejo.

Cada vez que alguien lo ve pasar, sabe que dentro está Justin Bieber.

Por eso, el novio de Selena Gomez se ha vuelto un blanco fácil de los paparazzi, quienes recientemente lo persiguieron por una autopista de Los Ángeles. Para tratar de evadirlos, Bieber aceleró hasta llegar a 160 kilómetros por hora por lo que la policía lo detuvo.

Sin embargo, luego de iniciada una investigación, se comprobé que el manejo irresponsable tenía una suerte de justificación: el acecho de las cámaras.

Según publica TMZ, uno de los fotógrafos que se vio envuelto en la persecusión, podría ser la primera persona en sentir el peso de la nueva ley. Si se lo encuentra culpable de "conducción temeraria" y "poner en riesgo la vida de otra persona", podría enfrentar hasta un año de prisión.