Premios MTV 2011: El pop vuelve a quedar en deuda…

E! News | Hace 5 años

 
Kevin Mazur/WireImage.com
Como todos los años los Premios MTV dejaron una estela de comentarios y polémicas luego de su celebración, y este año no fue la excepción. Con más expectativas que en otras oportunidades, por los dos homenajes que se harían en la ceremonia, Latinoamérica sintonizó -con una hora de retraso- el show desde el Teatro Nokia de Los Ángeles. Las sorpresas comenzaron desde la alfombra roja -en este caso negra- cuando Beyoncé anunció su embarazo y eclipsó así el triunfo de Katy Perry, en una gala aburrida y con carencia de súper estrellas que le dieran brillo y ritmo a una transmisión más bien descolorida. Definitivamente Beyoncé mostrando su incipiente barriga y la emoción de Jay-Z, fue la imagen de la noche, más allá de una Katy Perry haciendo equilibrio para que no se le cayera el absurdo tocado que lució para recibir el premio "Video del año" por Fireworks, de manos de Katie Holmes... ¿Katie Holmes? ¡Sí! Inserte bostezo. Uno de los momentos más esperados fue el homenaje a Amy Winehouse, presentado por el compatriota de Amy y esposo de Perry, el británico Russel Brand. “Era una genia”, afirmó y explicó que al conocerla por primera vez le pareció “una chica ordinaria con un pelo extraordinario” pero, tras escuchar su música, supo al momento que era un talento único. Su discurso fue continuado por el mítico Tony Bennett, quien mostró unos segundos del dueto que realizó con Winehouse poco antes de que la cantante británica falleciera en julio pasado, y por Bruno Mars, que hizo vibrar al público con una extraordinaria versión de Valerie, uno de los éxitos de Winehouse. Definitivamente uno de los mejores momentos de la gala, aunque consideramos que Amy se merecía un homenaje más emotivo... Mucho más. Por su parte la británica Adele se alzó también con premios: mejor edición, mejor dirección artística y mejor fotografía por el video de su célebre canción, Rolling in the Deep. Su presentación fue correcta, así sin más. Parecía más bien que estaba cantando el himno antes de algún juego de béisbol. Lady Gaga se llevó dos estatuillas: mejor video con mensaje y mejor video femenino, ambos por Born This Way. "Gays, heterosexuales, bisexuales, lesbianas, transexuales nacieron así", dijo la artista convertida en su alter ego hombre, Joe Calderone, personaje que supo mantener durante toda la noche sin lograr demasiado asombro del público. Beyoncé se alzó con el de mejor coreografía por Run the World (Girls), y Justin Bieber consiguió el trofeo al mejor vídeo masculino por U Smile, y un beso de su novia Selena Gómez, que se perfilaba como protagonista de la noche... Pero luego se diluyó como el resto de las caras conocidas que había. Foo Fighters se llevó el mejor video de rock por Walk, Nicki Minaj -disfrazada de ella misma- consiguió el galardón en el rubro hip-hop con Super Bass, y Tyler The Creator fue nombrado mejor artista novel. El homenaje a Britney Spears fue quizás una de las grandes desilusiones de la noche. Después de que MTV promocionara constantemente un tributo a uno de sus grandes iconos, abochornó a fans y hasta a la propia Spears, quien luego de ver la poca gloria de su "homenaje", solo dijo "gracias" y se dispuso a leer el guión que la producción había preparado. Con los personajes de Jersey Shore como recurrente mensaje y un Chris Brown volador y con poca experiencia en el doblaje, el show consiguió cómo alargar el bostezo. Así terminaron dos horas de show que nos hace hacernos una gran pregunta... ¿El pop está en problemas?