¿Puede Brad Pitt comenzar a demandar a todo aquel que use el anillo de Angelina Jolie?

E! News | Hace 5 años

 

Jason Merritt/Getty Images; Howard Pasamanick/DPA/ZUMAPRESS.com



¿Brad Pitt podría convertise en El Señor del Anillo?

Resulta que para tener el anillo que le regaló a su comprometida, se necesitan dos requisitos: medio millón de dólares y, más importante aún, ser Angelina Jolie.

Pero bienvenido al mundo real, Brad. Muchas marcas de ropas ven sus nombres adulterados con sólo un cambio de letra o un leve retoque en un diseño, las empresas de tecnología deben lidiar con copias de poca calidad y hasta Selena Gomez convive con sus dobles (aunque no debe estar muy preocupada).

A su favor, cada uno de ellos tiene la posiblidad de reclamar derechos de copyright porque son dueños de la creación ¿Podría el actor registrar el anillo de compromiso que diseñó durante un año?






Con unos diamantes menos y otros tantos quilates perdidos en el camino, sería más fácil para joyerías pequeñas poder vender una réplica de la joya que adorna el dedo anular de Jolie.

"No se porqué querría salir e impedir que la gente lo haga, pero asumiendo que sea su intención, tal vez haya suficiente material como para que lo logre", le explicó el abogado Lincoln Bandlow, especialista en medios y litigaciones por propiedades intelectuales, a E! News.

Primero, uno de los factores a tener en cuenta antes de conseguir la protección legal es cuán creativo es el diseño.

"El diseño del anillo, mientras que haya suficiente creatividad, lo cual es un requirimiento legal mínimo, podría ponerle una protección de copyright", analiza Bandlow. "No hace falta un nivel extraordinario de creatividad para lograrlo".

"Obtienes el copyright desde el momento en que creas algo. No importa cuándo hayan sido tomadas o publicadas las fotos. Pero sí tiene un cierto tiempo para registrarlo si lo que quiere es perseguir a los infractores".

Sin embargo, desde el punto de vista de Bandlow, esto último podría ser lo más difícil: "Supongo que alguien debería hacer una copia absolutamente exacta. Si hay una mínima variación no hay suficiente argumento para una acusación de infricción. Cuando hablamos de productos con un nivel tan mínimo de creatividad necesitás acciones exactamente iguales. En esta caso, no creo que valga la pena que persiga un objetivo así. Debería tomarlo como un cumplido".

Sin dudas eso suena más posible que una demanda llamada "Pitt Vs. La pareja comprometida que gusta del anillo de Jolie".