¡Qué bueno es ser mala!

E! News | Hace 5 años

 

Relativity Media



Hace muchos muchos años, en un lejano reino, las brujas, reinas y en general las villanas de los cuentos de hadas eran personajes despreciables y nada codiciados. Hoy en día en un reino llamado Hollywood aparentemente ser "la mala de la película" es lo que está de moda.
 
Tres de las súper producciones cinematográficas que se estrenarán entre 2012 y 2013 son adaptaciones de cuentos infantiles; dos de Blancanieves y una de la Bella Durmiente. ¿Y quiénes son los nombres más duros del elenco? ¡Las villanas!



Kevork Djansezian/Getty Images; Disney



Charlize Theron será la malvada Reina Ravenna en Snow White and The Huntsman a estrenarse el primero de abril, y a pesar de que en el papel de Blancanieves está nada menos que Kristen Stewart, es la malvada reina quien despierta suspiros y nos hace sospechar que tal vez el espejito-espejito entrará en una diatriba al tener que responder quién es la más bella.
 
En el mismo papel, pero en Mirror Mirror, Julia Roberts será quien encarne a la reina malvada, y tal vez porque Lily Collins, su Blancanieves, no es por mucho, tan famosa como ella, o sencillamente porque está de moda ser la mala, el afiche promocional de la película es un retrato de Julia en donde no cabe ni siquiera hacerle la pregunta al espejo.
 
Finalmente, en el grupo de las malas, la última en llegar ha sido Angelina Jolie, quien encarnará a Maléfica, la némesis de la Bella Durmiente. En este proyecto, para ir más lejos, los productores no dejan dudas sobre su favorita porque el nombre de la película será Maleficent (Maléfica), dejando rezagada a la que alguna vez fue la protagonista de la histora, la Bella Durmiente, que según los rumores será en este caso, Elle Fanning.
 
Es probable que los cuentos de hadas, con los que han crecido tantas generaciones, ya no sean tan atractivos como antes para los sobreexpuestos niños de hoy en día, quienes saben utilizar teléfonos inteligentes desde que tienen máximo dos años, y este sea un esfuerzo de Hollywood por rescatar estos clásicos.
 
Podemos incluso ir más allá y pensar que en el mundo moderno vale la pena intentar ver cualquier historia desde otras perspectivas, incluso desde la del villano, para poder sacar luego nuestras propias conclusiones.
 
Una cosa está clara eso sí. Ser mala, nunca se había visto tan bien.