Renee se quería casar y Bradley quería pasar el “Hangover”

E! News | Hace 6 años

 
RAMEY PHOTO
Fuentes cercanas a la pareja nos indicaron que Renee y Bradley (quienes se separaron la semana pasada luego de un romance de varios meses) decidieron terminar la relación porque Cooper no se quería formalizar. "Eran una pareja tan linda que todos quedaron sorprendidos," reseñaba otra fuente en el sitio PopEater. "Todos pensábamos que iban a estar juntos para siempre luego de que se mudaron a vivir juntos en el otoño, estamos muy tristes." Renee ni siquiera asistió a los Globos de Oro en enero para acompañar a Bradley cuando murió su padre. "Pero después de eso ella quería un compromiso y el no estaba listo para pedirle matrimonio," nos dijo la misma persona. Cooper se había divorciado de la actriz Jennifer Esposito en el 2007 apenas cuatro meses después de la boda. Renee por su parte se divorció de Kenny Chesney en el 2005 alegando "fraude." No hay duda que ambos han tenido malas experiencias en el matrimonio, pero "Renee estaba dispuesta a darse una oportunidad con Bradley," expresó el informante. “Ella tiene 41 años y un Oscar. Está empezando a pensar en hijos cuando Bradley ama su vida tal como está. Le ha tomado mucho tiempo llegar a ser un actor reconocido y está disfrutando de los beneficios, la fama y las oportunidades que le han surgido gracias a su película The Hangover." "Ambos están en lugares muy diferentes y desafortunadamente se han distanciado."