Rihanna no podía separar sus manos de unas strippers en Londres…

E! News | Hace 5 años

 
Bang News
Rihanna puso de muy mal humor a los guardias de seguridad de Stringfellows en Londres durante la visita que hizo junto a su exnovio Matt Kemp el miércoles pasado al local nocturno. Por lo visto, la cantante no podía mantener alejadas las manos de las bailarinas en toples, e incluso llegó a poner la cabeza entre las piernas de una de las bailarinas. "Rihanna pagó por un baile y le encantó ver a las chicas en acción. Pero los guardias no estaban contentos porque les estaba tocando continuamente, ignorando todas las advertencias que ellos mismos le habían proporcionado", contó una fuente al periódico The Sun. "En un momento dado metió la cabeza entre las piernas de una de las bailarinas", añadió. La estrella de pop y el jugador de béisbol estuvieron de fiesta hasta las 2 de la madrugada en una salón privado, donde estuvieron acompañados por unos amigos. Horas antes, Rihanna había estado cantando canciones de Guns N' Roses en un bar de karaoke en el West End londinense. La intérprete de Only Girl - que está en Reino Unido de gira - fue al bar con miembros de su equipo para celebrar el cumpleaños de uno de ellos, allí tomaron cervezas y vodka, y comieron pizza y pan de ajo. Rihanna también interpretó canciones suyas y el Sex on Fire de Kings of Leon.