Ryan Seacrest está “obsesionado” con su peso

E! News | Hace 3 años

 
Ryan Seacrest, Oscars

Jordan Strauss/Invision/AP



El célebre conductor y productor de televisión no quiere recordar la época en la que sufrió de bullying.






Ryan Seacrest está determinado a no volver a ser el chico gordo que fue durante su juventud.

Medios como Radar Online reportan que esa decisión ha llegado a tal punto de obsesionarlo con los jugos verdes.

El galán tiene un asistente que siempre tiene un jugo macrobiótico a la mano. Una fuente declaró, vía Radar, que el popular presentador ahora "exige que uno de sus cuatro asistentes lo siga durante las horas de trabajo con un maletín lleno de jugos macrobioticos verdes que lo mantienen en forma".

El confidente incluso reveló que la bizarra dieta puede ir demasiado lejos. Aparentemente Seacrest, quien tiene muchas fans, teme perder su buen físico y convertirse en el chico gordo que fue durante su juventud.

Jennifer López protagonizará la serie de televisión de Ryan Seacrest.

Ryan asombró a sus seguidores en 2006 cuando reveló el estilo de vida que lo hizo subir de peso hasta alcanzar los 81 kilos cuando tenía 13 años. Admitió: "Tenía sobrepeso porque llegaba a casa y me comía una galleta y uno poco de nachos y veía Oprah todos los días de mi vida".

Y parece que ahora no quiere dejar su peso a la suerte y arriesgar su delgada figura. Se dice que el presentador de 39 años incluso eliminó el consumo de licor de su vida con el fin de minimizar su ingesta de calorías. Dice la fuente: "Ryan ha dejado de tomar por razones dietéticas. Nunca fue un bebedor frecuente, pero ahora no toma nada para no ingerir esas calorías".

Ya la estrella de E! y productor de Keeping up with The Kardashians había comentado su predilección por los jugos de vegetales: "Adoro los jugos de vegetales. A veces los hago con o sin pulpa, eso depende".

5 ejercicios y dietas de celebridades que seguirán de moda en el 2014.

En mayo del año pasado, Ryan incluso compartió una foto en Instagram de él detrás de una bebida verde de "cena".

El régimen inusual de alimentación se debe a la vergüenza que sintió de joven por tener sobrepeso. Ha compartido historias de nadar con su camisa puesta y comprar en la sección de tallas grandes de las tiendas.

"Recuerdo momentos en los que se burlaban de mí y parte de eso está todavía en mi cerebro. No quiero nunca sentirme así y eso me motiva a buscar el balance sin perderme de nada que realmente disfruto, pero sabiendo que no puedo tenerlo todo el tiempo", declaró en una oportunidad.

Ryan, igual te querríamos con unos kilitos de más, no te preocupes…