Shakira deslumbró en Francia

E! News | Hace 5 años

 
EFE
(EFE) Shakira recibió el sábado la insignia de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras francesas dentro de uno de los actos inaugurales de la 46 edición del Mercado Internacional del Disco y de la Edición Musical (MIDEM) en Cannes (Francia). Arropada por sus padres, que no han querido perderse este importante momento, la artista se ha declarado "feliz" por recibir "uno de los honores más altos en las artes y las letras, pues viene de un país como Francia, que tiene una herencia cultural tan importante". "Es uno de los momentos que más honrada me ha hecho sentir en mi carrera", ha dicho la intérprete de "La Tortura" o "Suerte" en declaraciones a Efe. El ministro de Cultura galo, Frédéric Miterrand, ha sido el encargado de otorgarle esta distinción. Entre gritos de "Shakira, ¡querida!", el mandatario la ha presentado como un "símbolo de la cultura a nivel planetario", que gracias a su "generosidad y encanto" es capaz de hacer partícipe a la gente de su "jovialidad". Miterrand ha comparado a Shakira con otras estrellas latinas como Gloria Estefan o Jennifer López y, yendo más allá del discurso meramente político, ha destacado "su combinación de voz, latinidad, determinación y de una ardiente femeneidad". Shakira, "muy honrada con la distinción", ha respondido al gesto del país galo expresando en francés la "conexión especial" que siente con este pueblo, por lo que -ha añadido- su corazón "también es francés". Justo hace un año, en este mismo lugar, Shakira se convirtió junto a los Black Eyed Peas en la gran triunfadora de los premios musicales NRJ que vota el público de esta conocida emisora radiofónica francesa, al llevarse los galardones a la mejor artista internacional y a la mejor canción internacional de 2010 por la mundialista "Waka, waka". Miterrand, que ha inaugurado esta mañana el Midem 2012, ha distinguido en la misma ceremonia a su compatriota Patricia Kaas con el título de Oficial de la Orden de las Artes y las Letras, así como al músico británico Brian Ferry, ausente en el acto.