¿Shakira es la culpable del bajo rendimiento futbolístico de Piqué?

E! News | Hace 5 años

 

Splash News



El defensa del Barcelona no está pasando por una buena racha en el terreno deportivo...

En la última derrota de su equipo, se convirtió en el centro de las críticas por el nivel de su juego, hasta el punto de que su entrenador no lo convocó para el siguiente partido de la Liga de Campeones en Leverkusen.

Entre los factores que podrían explicar este bajo estado de forma, algunos expertos destacan en varios diarios deportivos de España que la mediática relación que mantiene con Shakira podría distraer al jugador de su rutina profesional.






Desde que la estrella colombiana iniciara su romance con Piqué durante el mundial Sudáfrica 2010, su joven novio se ha convertido en un personaje habitual de la crónica social. Su posición económica acomodada y su innegable atractivo físico han contribuido a su vez a que el futbolista disfrute de una vida social más intensa y acapare portadas de revistas... Y no precisamente deportivas.

Recientemente, Piqué renovó como imagen de la cadena de ropa Mango, y su aparición en eventos publicitarios se ha multiplicado desde que sale con Shakira. Asimismo, sus salidas nocturnas y celebraciones junto a la cantante son también frecuentes, como demuestra la fiesta que organizaron conjuntamente en un circuito de karts por su cumpleaños.

Sin embargo, aunque la presencia de la cantante en las gradas del estadio desvía en ocasiones la atención del ámbito deportivo, lo cierto es que el argumento de achacar los errores en el campo a las novias de los jugadores no es nuevo y a veces ha demostrado ser falso.

El mejor ejemplo de ello lo ilustra la relación entre portero del Real Madrid Iker Casillas y la presentadora de televisión Sara Carbonero, que fue duramente criticada en los primeros partidos del Mundial como causante del bajo rendimiento del jugador. El guardameta demostró finalmente su gran calidad,  España ganó el torneo, y acalló a los críticos dando a su novia el beso más famoso de la televisión nacional.

¿O es que la historia de Brooke Shield y Andre Agassi se tiene que repetir siempre?