Super 8 no es tan súper como imaginábamos…

E! News | Hace 6 años

 
Paramount Pictures
Se acuerdan la intriga que nos causo la serie Lost con todos sus misterios que al final muchos quedaron sin resolver y nos tuvimos que conformar con la explicación de los guionistas que decían que “ no se trata sobre el misterio, si no del viaje que emprenden los personajes” Tengan esto en cuenta si van a ver Super 8 y esperan que sea una película de monstruos, por que la nueva película del director J.J. Abrams también se centra en sus personajes pero esta vez se le olvidó ponerlos en una historia interesante. Odiamos decir esto, pero Super 8 intenta parecerse a películas inolvidables como E.T. y The Goonies pero el resultado más bien se asemeja a alguno de los últimos estrenos del ganador del Razzie a la Peor Película M. Night Shyamalan. La campaña de promoción de la película que intenta atraparnos con el “gran secreto” que esconde este filme, ha debido servirnos como señal para saber que los trailers de Super 8 no muestra mucho, por que no hay muchas cosas buenas que mostrar. El final que se supone que debe ser una gran revelación, es sinceramente estupido y hasta ilógico lo que hace que en general quedemos muy decepcionados. La historia poco original de Super 8 trata sobre cuatro niños que deciden hacer una película de zombies para inscribirla en un concurso de cortometrajes. Para obtener un carro que necesitan para la filmación, el grupo persuade a una niña (Elle Fanning) para que se incorpore al elenco y luego resulta que la chica es una muy buena actriz. Justo en la toma más importante un tren se descarrila y algo escapa de uno de los vagones mientras la cámara, una Super 8, que utilizaban para la película, continua filmando. Abrams dedica casi toda la película al grupo de niños y sus aventuras y de una manera casi sádica trata de crear tensión al no mostrarnos lo que todos queremos ver: la criatura que escapó del tren. Cuando finalmente podemos verla es casi imposible no compararla con los aliens del film de Tobe Hooper Invaders from Mars. Es realmente una pena por que los niños protagonistas son bastante simpáticos, pero no podemos concentrarnos en ellos al saber que un monstruo está destruyendo la ciudad. El balance en esta película está realmente mal. Si nos preguntan por la mejor parte, le diremos que es justo lo que pasa después de los créditos y no nos referimos a que apagan el proyector y encienden las luces de la sala, si no a la escena sorpresa que se encuentra justo al final del film. Quédense a verla...