Un breve análisis de la historia de los Oscars: Saca tus propias conclusiones

E! News | Hace 6 años

 
Revisamos la historia de los nominados y ganadores de los Oscars, y nos dimos cuenta que no importa cuántas nominaciones tenga una película, la misma puede ser un fracaso de todos modos. Empecemos con un rápido recuento de algunas de las películas que tuvieron muchas nominaciones, al igual que la gran candidata El Discurso del Rey (12), y que finalmente se han podido ir con gran cantidad de estatuillas. En 1996, la película El paciente Inglés, logró un total de 12 nominaciones de las cuales consiguió llevarse 9. Nada mal, no? Otro caso es el de Titanic, con 14 nominaciones, ganó nada más y nada menos que 11 de ellas. Ben-Hur fue una de las más exitosas, ganaron 11 Oscars de 12 candidaturas. ¿Qué tal? También existen ejemplos que nos hacen creer que nada está garantizado. En 1943, Por quién doblan las campanas, tuvo 12 nominaciones y logró tan sólo 1 galardón. El Exorsista, tenía un total de 11 candidaturas, pero lo único que consiguió fue el premio por Mejor Guión Adaptado y por Mejor Sonido. Otro dato que debemos destacar, son ejemplos como El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo, tenía un total de 13 nominaciones (se llevó tan sólo 4) y no consiguió el Oscar por Mejor Película. Un caso no tan lejano, es El curioso caso de Benjamin Button, en 2008. ¡La película participaba por 13 galardones! ¿Cuáles fueron las categorías que consiguieron? Mejor dirección artística, Mejor Maquillaje y Mejores efectos especiales, y perdieron los premios más importantes como Mejor actor, Mejor película, Mejor Director. Existen casos en la historia de la Academia en que una película no ganó nada, excepto la estatuilla a Mejor Película. En 1929 fue el caso de La Melodía de Broadway; en 1932 lo mismo ocurrió con Grand Hotel; y en 1935, la película Motín a Bordo, con 8 nominaciones, el único galardón que se llevó fue el de Mejor Película. Luego de muchos análisis, reuniones con estadistas, y charlas con grandes críticos de cine todo lo que podemos decir es que ¡nada está dicho en la viña del Señor!