Victoria Beckham en un nuevo episodio de Mi pobre angelito

E! News | Hace 5 años

 

Twitter



La diseñadora de modas tuvo una accidentada mañana cuando, conduciendo de camino al colegio, se percató de que había olvidado a su hijo mayor en la cocina de su mansión de Los Ángeles. La esposa del futbolista David Beckham tenía tanta prisa y su mente tan ocupada, que entre todas las tareas que tenía que hacer se olvidó de la razón por la que había salido.

"Me monté rápidamente en mi camioneta para llevar a Brooklyn al colegio. Instalé la sillita de Harper, conecté el iPod y salí directa hacia la escuela. Iba conduciendo, hablando por el manos libres, cuando de repente miré por el retrovisor y me dije: `¡Mier**, mier**! He olvidado a mi hijo'", admitió en la revista Vanity Fair.






Victoria tuvo que dar la vuelta para volver a casa lo antes posible y recoger a Brooklyn, solventando así un desafortunado incidente que le hizo sentir "como una idiota".

"Me sentí como una idiota por semejante descuido, aunque es cierto que iba con mucha prisa. Harper estaba en el coche, yo también, y todos íbamos de camino al colegio de Brooklyn. Y de repente me di cuenta de que me faltaba el niño que precisamente tenía que llevar. Llevaba ya un rato en la carretera cuando tuve que girar repentinamente y volver a casa a toda velocidad", explicó.