Kim se cambió tres veces… La comida, la recepción, el cortejo ¡Detalles de la boda del año!

Kim's Wedding | Hace 5 años

 

Como ya debes saber... Kim Kardashian ya es la señora Humphries.

¿Pero cómo fue la boda? ¡Aquí los detalles! Como padrastro Bruce Jenner caminó por el pasillo nupcial con Kim quien lució un extraordinario vestido marfil diseñado a Vera Wang con falda de tul hasta cintura, ajustado en el tronco, estraple bordados de encaje Chantilly con apliques en la blusa. Los zapatos eran del diseñador italiano Giuseppe Zanotti, y están valorados en más de 3 mil dólares. El novio lució un traje hecho a la medida. esmoquin con solapa de pico blanco, pantalón negro con camisa blanco y corbata de lazo blanco - todo por Ermenegildo Zegna -. La pareja intercambió anillos de Lorraine Schwartz, quien también diseñó el fastuoso anillo de compromiso . La novia estuvo acompañado por sus hermanas Kourtney, de 32 años, y Khloe, de 27 años, quienes fueron sus damas de honor. Las jóvenes Kendall y Kylie Jenner, y la hermana de Humphries, formron el cortejo. Y el pequeño Mason Disick, hijo de Kourtney, entregó los anillos. Todos los padrinos de boda, entre ellos el hermano Kim, Robert, llevaban esmoquin negro con solapa de pico, camisa blanca de esmoquin negro y pajarita de seda, una vez más todos los de Zegna - que también vistió a los padres de la novia y el novio, Bruce Jenner y William Humphries. Kris Jenner lució un elegante vestido blanco corte sirena, estraple con un gran moño en el corpiño y aplicaciones bordadas. Según una fuente muy cercana, el vestido de Kris fue el más difícil ya que la madre del clan K hasta el jueves no se había decidido por alguno de los cuatro vestidos que mandó a hacer. Para más tarde en la noche, Kim tuvo dos cambios más de vestuario... ¡Claro, es una diva! El primero fue un vestido de corte sirena de Georgette de seda con mangas de encaje de Chantilly, con falda corte pétalos de organza mezclados con motivos de encaje de Chantilly y bordado de organza ramita. El otro vestido fue más desenfadado y fotogénico, también de Vera Wang, era de crepe de satén con cuello en V y falda circular. En la recepción, el novio se cambió de traje y optó por un esmoquin negro, camisa blanca de y corbata de seda negra tipo arco, para que coincidiera con sus padrinos de boda. Durante la recepción se sirvieron dos servicios de comida, y durante toda la velada hubo una mesa de más de 22 metros de largo, repleta de postres, casi todos de confitería italiana y francesa, aunque también hubo algunos toques de cocina armenia, en honor a las raíces de Kim. La fiesta duró hasta altas horas de la madrugada, y Kim y Kris agradecieron en varias oportunidades la presencia de todos los invitados.