¡6 razones por las que las francesas no engordan!

thetrend | Hace 3 años

 
Audrey Tautou

Neilson Barnard/Getty Images









Nos gustaría pensar que es un mito urbano, pero la realidad es que las francesas tienen unos cuerpos envidiables. Estas mujeres se alimentan de quesos, comen mantequilla, toman vino y no parecen ganar un gramo de peso, pero es porque tienen 6 principios por los que viven y que predican al momento de alimentarse.

Aquí te decimos cuales son:

1. Comidas de alta calidad: Una de las razones por las que las francesas no suben de peso es porque saben seleccionar muy bien sus alimentos.  El queso y el pan siempre están presentes en su dieta, pero los ingredientes usados para su elaboración son frescos, locales y de estación. Esto hace que satisfagan su estómago comiendo menos y disfrutando más ya que sus cuerpos se llenan con estas comidas ricas y saludables con un gran contenido nutricional.

2. Limítan sus dulces:  Las francesas entienden verdaderamente el sentido de la palabra balance.  Saben que los dulces deben ser guardados como un lujo... ¡Pero un lujo que siempre debe estar incluído! Siempre que ataca el antojo de un postre,  ellas disfrutan de una probada o dos y con esto es suficiente para quitarse el bajón de azúcar. Lo mismo pasa con el vino - toman una copa en vez de toda una botella y terminan felices y sin estar embriagadas.

3. Saborean cada pedazo: En Francias, las comidas son saboreadas y disfrutadas muy lentamente, muchas veces tomándoles toda una tarde solamente almorzar.  Mientras comen, todos los sentidos se dedican a apreciar cada bocado. Una comida nunca la hacen en un auto, apurados o en un entorno estresante.  En vez de eso, cada alimento se deleita en compañía de otros compartiendo conversaciones, risas y comidas deliciosas.  Distracciones como la TV, la computadora o el trabajo se dejan en pausa durante este momento.



Marion Cotillard, MET Gala

Stephen Lovekin/FilmMagic







4. Reducen las porciones:  Gracias a su alimentación sana y degustación lenta, las porciones pequeñas tienden a satisfacer el hambre de las francesas tradicionales.  Pueden comer todo lo que les apetece, lo hacen en pocas cantidades.

5. Hacen actividades físicas diarias y caminan:  aunque es probable que las francesas no sean asiduas al gimnasio, nunca las vas a encontrar echadas en su sofá todo el día sin hacer nada.  En vez de dedicarle una hora al ejercicio, estas mujeres pasan todo el día haciendo actividades físicas.  Caminan tanto como puedan, toman las escaleras en vez del elevador, y no tienen miedo de levantar objetos pesados.  Las frances son simplemente más activas en un sus vidas diarias.

6. Variedad:  las francesas tradicionales comen todo tipo de comida, y nunca se limitan entre lo que pueden y lo que no pueden comer.  Ingieren gran cantidad de vegetales y frutas, pero también disfrutan un buen chocolate y sus famosos baguettes.  Toman vino y champaña, sin descuidar su ingesta diaria de agua.  Son muy variadas en su dieta haciendo que nunca se aburran de lo que comen.

Más que un secreto es una forma de vida, y comenzar a aplicarlos en nuestra rutina puede ayudar a que perdamos algunos kilos demás y nos sintamos mejor física y emocionalmente.  

Y ustedes... ¿Ya siguen alguno de estos principios de las francesas?