Conrad Murray, el médico de Michael Jackson, fue liberado de la cárcel

E! News | Hace 3 años

 
Conrad Murray, Michael Jackson

Robyn Beck-Pool/Getty Images/AP PHoto / Aaron Lambert









Conrad Murray –médico culpado de suministrar a Michael Jackson una dosis letal de propofol– es un hombre libre. Luego de estar preso durante dos años en la cárcel Central de Hombres de Los Ángeles por homicidio involuntario, el sexagenario fue puesto en libertad.

El otrora doctor personal del Rey del Pop salió de la prisión poco después de la medianoche en un auto de policías, por la puerta de atrás en un intento por evitar a reporteros y fanáticos de Jackson que lo esperaban en la entrada principal.

En noviembre de 2011, tras un polémico juicio de seis semanas, Murray fue sentenciado a pasar 4 años en la cárcel. Fue liberado dos años antes porque le sumaron un día adicional de crédito por cada día que sirvió en la cárcel, lo que acortó la sentencia. El médico no fue tratado como un reo cualquiera: estuvo alejado de los otros presos durante su condena y el año pasado le permitieron usar su celular.

Su licencia para practicar la medicina fue suspendida en California, Nevada y Texas. Su abogado dijo a los reporteros que Murray espera recuperarla, ahora que fue liberado.

Jackson falleció a los 50 años el 25 de junio de 2009. El cantante estaba ensayando para su concierto This is It, en el O2 Arena de Londres. Se determinó que la causa de la muerte fue por severa intoxicación con propofol.

Murray alegó que él suministraba dosis nocturnas de la droga para ayudarlo a dormir, pero que carecía del equipo de monitoreo necesario para administrar esa anestesia. El fiscal arguyó con éxito que Murray incurrió en negligencia al proporcionarle a Jackson esa sustancia.

Más temprano este mes, AEG Live fue exonerada de la demanda civil que hicieran la madre e hijos de Jackson en contra de dicha productora por contratar a Murray. El jurado determinó que mientras las acciones del médico fueron antiéticas, él no estaba incapacitado ni era incompetente para ejercer el rol de médico fisiatra general de Jackson.

EL CEO de AEG Live, Randy Phillips, y el ejecutivo, Paul Gongaware, fueron liberados de acusación a principios de septiembre, dejando únicamente a la compañía como único acusado.