¿El color del vestido de las nominadas a Mejor Actriz puede influir en su triunfo?

E! News, Oscar Awards, | Hace 4 años

 

Kevin Winter/Getty Images



Mucho dorado y poco rojo...




Branimir Kvartuc/ZUMApress.com



La entrega de los Oscars siempre es esperada no solo por los amantes del cine y el espectáculo, sino también por los seguidores de la moda.

La alfombra roja que antecede al show es una gran pasarela donde año tras año convergen las tendencias más elegantes, cuando las nominadas y las estrellas invitadas derrochan glamour haciendo gala de vestidos, joyas, peinados y zapatos que son fotografiados y copiados por el resto del mundo.



Kevin Mazur/Getty Images



Apenas se sabe la lista de nominados, las casas de moda más importantes de Estados Unidos, Francia, Inglaterra e Italia comienzan a experimentar con bocetos que se le ofrecen a cada actriz para que los luzca sobre el tapete carmín.

Pero… ¿En realidad es tan importante el vestido?

Mucho. Tanto o más que un buen discurso de aceptación, y algunos atrevidos advierten que hasta más importante que el propio premio… ¡En los Oscars está prohibido pasar por desapercibida!

Y aunque en los premios de la Academia es mejor no experimentar y apelar a las armas clásicas de la elegancia, siempre es importante que, si tienes ganas de ganar, tu look combine con el premio.



AP photo/Kevork Djansezian



Hagamos memoria…

En las últimas 10 entregas de los Oscars, el 50% de las ganadoras como mejor actriz decidieron usar trajes de tonos beige y dorados. 

¿Cómo olvidar el sensacional vestido Gucci que usó Charlize Theron cuando recibió el Oscar en el 2004 por Monster? ¿O el hermoso y delicado traje vintage que lució Reese Witherspoon cuando se alzó con el Oscar en 2006? ¿O el memorable Alexander McQueen que desfiló Sandra Bullock, Oscar a mejor actriz en mano, en 2010? Todos, al igual que el de Hellen Mirren en 2007, Marion Cotillard en 2008 y el de Meryl Streep en 2012 eran del mismo color.





El Azul también es una gran elección. Hilary Swank, en 2005, y Kate Winslet, en 2009, decidieron ir a recibir sus doradas estatuillas en elegantes y sobrias creaciones en azul.

El vino tinto, aunque depende mucho del color de la piel, también es otro color estelar. Una embarazadísima Natalie Portman recibió su Oscar en 2011 enfundada en una bella pieza de Rodarte en borgoña. Y Halle Berry lo hizo en 2002 en un atrevido vestido firmado por Elie Saab con una maxi falda color vino tinto.

De las 10 últimas ganadoras del Oscar, solo una ha vestido de negro. Ella fue Nicole Kidman, quien lució precisa en un Jean Paul Gaultier. Mención especial a Julia Roberts, que aunque fue hace 12 años, lució un memorable vestido negro vintage de Valentino.
 

¿Rojo? No sabemos si es una prohibición, pero analizando los números, al parecer lo es… Ninguna de las nominadas que han ido en trajes rojos -en los últimos 20 años- ha ganado.

¿Cuestión de cábala? 

Lo cierto es que este domingo, Jennifer Lawrence, Naomi Wats, Jessica Chastain, Emmanuelle Riva y Quvenzhane Wallis, nominadas a mejor actriz, deberán elegir muy bien el color de su vestido…