¡Hermano de Madonna vive debajo de un puente!

E! News | Hace 4 años

 
Madonna

Marion Curtis/Startraksphoto.com



Puede que la reina del pop ahora sea billonaria, pero su hermano lamentablemente no puede decir lo mismo...






Anthony Ciccone, hermano mayor de Madonna, recientemente habló sobre la problemática relación que mantiene con la cantante e incluso asegura que a ella no le importa si él esta vivo o muerto.

"Yo nunca la amé en primer lugar y ella nunca me amó a mi. Nunca nos amamos mutuamente" confesó Ciccone recientemente en una entrevista que le concedió al periódico The Daily Mail.

En el reportaje, este hombre de 54 año admitió sus constantes problemas con el alcohol y reveló que actualmente no tiene hogar y vive debajo de un puente en Traverse City en el estado de Michigan.

En 2011, Anthony le reveló al diario que había perdido su trabajo en los viñedos de la familia debido a su adicción al alcohol y que en ese entonces ni su padre ni su famosa hermana lo habían ayudado a salir de esa situación.

Por lo visto las cosas no han cambiado...

"Mi padre estaría muy contento si yo muero de hipotermia porque así no tendría que preocuparse más por mi. Él está chapado a la antigua y creció con esa depresión. No quiere que lo molesten porque él ya ha vivido su vida. Él no me quiere, cree que yo vivo de esta manera intencionalmente. Él no me conoce".

El problema aparentemente es que Ciccone se niega a admitir que es un adicto al alcohol según la amiga cercana a la familia, Kathy Meteyer.

"Él no puede regresar hasta que deje de beber porque ellos creen que la bebida lo matará, en cierta manera ya lo ha hecho. Ellos lo han ayudado muchas veces. Su padre lo ha ingresado en rehabilitación tantas veces, Madonna incluso ha pagado por los tratamientos.  El alcohol se ha apoderado de su cerebro" agregó Meteryer. 

Aunque la situación de Ciccone parece estar cada vez peor, el hermano de madonna ha querido aprovechar esta entrevista para pedir ayuda y trata de salir de superar su enfermedad.

"Soy un ser humano y pueden llamarme como quieran. Alcohólico es una etiqueta y no me gusta. No necesito una cirugía de cerebro, sólo necesito amor y cariño de familia y amigos".