Joseph Gordon Levitt defiende el consumo de pornografía

E! News | Hace 3 años

 
Joseph Gordon Levitt

Tim P. Whitby/Getty Images for BFI



El talentoso y polifacético actor insistió en que el propósito de su nuevo filme es criticar el consumismo...






Joseph Gordon Lewitt presentó en la noche londinense de este miércoles su primera película como cineasta, Don Jon, una curiosa comedia sobre las peculiaridades sexuales de un joven casanova que, además, ha ayudado al joven actor a rechazar definitivamente los prejuicios y la mala fama que siempre han rodeado al controvertido mundo del erotismo audiovisual. 
 
A través de su filme, el talentoso actor trata de eliminar el estigma que siempre ha sufrido la industria de la pornografía para situar la responsabilidad en el uso que hacen los consumidores de tan sensible material.
 
"Estoy convencido de que el problema nunca ha sido el medio: cualquier película o historia bien contada puede ayudarte a conocer la realidad y a evaluarla por ti mismo. Mucha gente acusa a la televisión, al cine o a otros soportes artísticos de ejercer una influencia muy negativa en las personas. Yo creo que no es así, porque todo depende de la forma en que tú consumes estos productos. He aprendido que no hay nada intrínsecamente demoníaco con respecto al cine porno: todo depende del modo de interpretarlo", reflexionó el guapo artista en conversación con la agencia BANG Showbiz, durante la presentación de su largometraje en el Festival de Cine de Londres.
 
Aunque siempre ha defendido que el verdadero mensaje de su cinta reside en el positivo cambio de personalidad que experimenta el protagonista tras su inolvidable experiencia con dos mujeres -Scarlett Johansson y Julianne Moore-, el ídolo de Hollywood no ha podido evitar que algunos sectores de la opinión pública hayan recibido su proyecto con bastante escepticismo, lo que revela una especie de animadversión al sexo que Joseph no entiende teniendo en cuenta que es parte de nuestra naturaleza.
 
"Parece que todo el mundo se ha centrado en el mero contexto de la película y que algunos se han escandalizado por el hecho de que se hable abiertamente de la pornografía en internet. Sé que esto podía ocurrir, ya que el sexo ha sido un tema tabú desde la época de Aristóteles hasta nuestros días. Pero el propósito de mi película no es el de impactar a la gente, sino el de hacer una crítica sobre el efecto del consumismo en nuestras sociedades", explicó.