Los analgésicos casi acaban con la vida de Robbie Williams

E! News | Hace 7 años

 
robbie_williams El controvertido cantante británico Robbie Williams, que este mes presenta nuevo álbum, ha confesado que en los últimos años su adicción a los analgésicos le puso al borde de la muerte en varias ocasiones. En una entrevista que publicó hace unos días el diario "The Sun", Williams asegura que el infierno comenzó poco después de que se instalara en Los Ángeles en 2002, cuando empezó a tomar por prescripción médica vicodina, un analgésico muy potente y también altamente adictivo. El cantante relata que llegó a tomar 20 pastillas de vicodina en una sola noche, combinadas con otros fármacos, cócteles explosivos que lo acompañaron hasta febrero de 2007, cuando ingresó en un centro de desintoxicación el mismo día en que cumplía 33 años. "Un día había quedado con mis representantes, pero me había puesto tanto la noche anterior que no pude levantarme del sofá. Entonces ellos aparecieron en mi piso y pensé: hoy es el día en que tengo que dejar todo esto", indica Williams. Ahora, dos años después, asegura que ha vuelto a vencer a las drogas y anima a su compatriota Amy Winehouse a que se quite también ese lastre de encima.