Rashida Jones asegura que el 2013 fue "el año de las vaginas visibles"

E! News | Hace 3 años

 
Miley Cyrus, Rashida Jones, Nicki Minaj

Alberto E. Rodriguez/Getty Images; Theo Wargo/WireImage; Instagram




La actriz dispara contra las cantantes pop...






Si sienten que estuvieron en tercera base con unas cuantas estrellas pop este año, no están solos.

Rashida Jones asegura que gracias a Miley Cyrus, Rihanna, Nicki Minaj, Lady Gaga y otras escandalosas celebridades, este 2013 fue el "Año de la Demasiado Visible Vagina".

La actriz de 37 años expresó sus frustraciones con la mentalidad de que "el sexo vende", y confesó que anhela un 2014 de más compostura (y ropaaa). Todas estas opiniones las publicó en un ensayo que aparece en la edición decembrina de la revista Glamour.

La estrella de Parks and Recreation comenzó resaltando que "los palos de estríper, las cuerdas G, y las acciones que involucraban la lengua ahora son accesorios normales para las estrellas pop". En su criterio, estos artistas están intentando enviar el mismo mensaje: "Sabes que quieres acostarte conmigo. Aquí, ten, échale un vistazo a estas partes mi cuerpo".

Rashida aclaró que ella no es una "mojigata", que, por el contrario, le "encanta el sexo" y creció "con un buen balance de sensualidad en las estrellas pop".

Le parece que esa imaginería tan explícita actual es demasiado "homogénea". Escribe: "Cada estrella pop interpreta lo que es ‘sexy' de la misma manera: mucha piel, mucha lamida de dientes, mucho inclinarse hacia adelante para mostrar el escote… Esto me parece… aburrido. ¿No puede gustarme una canción simplemente sin tener que someterme a un ultrasonido por las partes privadas de una celebridad?".

Hmmm, ahora que lo analizamos, en parte tiene razón.

La egresada de Harvard publicó sus ideas sobre estos asuntos en una serie de tuits que posteó en octubre, en los que comentaba que las Mileys y Rihannas de hoy deberían "ser SEXY", seguro, "pero dejar algo a la imaginación".

Recibió muchas acusaciones por expresar sus opiniones y, sobre todo, por haber creado la controversial etiqueta: "dejendeactuarcomoputas".

En el ensayo, Rashida admite que "el hecho de que yo fuera acusada de avergonzar como put-s, de ser anti-mujer y de condenar la vida sexual de las mujeres, me destrozó".

"Me considero a mí misma una feminista. Nunca señalaría a una mujer por su actual comportamiento sexual y creo que las mujeres tienen derecho a expresar sus deseos. Pero sí estudiaría a las mujeres con influencia (millonarias que usan su sensualidad para hacer dinero) y levantaría algunas preguntas. Hay una diferencia clave entre "avergonzar" y "responsabilizar" a alguien".

En su criterio, la cultura pop "ha alcanzado el límite de la sobresaturación".

Pero, pese a todo, Rashida, es "una mujer optimista" y tiene esperanza de que 2014 sea "más vestido, más original".

¿Cómo podría hacerse realidad? Le pide a los ejecutivos de las disqueras que "intenten aplicar algunos de sus parámetros morales individuales" a las estrellas pop que mercadean: "Al menos intenten discutan las implicaciones globales de la sensualidad femenina en la cultura pop sin avergonzarse los unos de los otros".

Y a los hombres les dice: "hablen con nosotras acerca de cómo los hace sentir todo esto".