(+ Video) El beso entre Julio Chávez y Benjamín Vicuña paralizó el prime time argentino

E! News | Hace 3 años

 
Farsantes, beso




Los actores encendieron la pantalla de la televisión y de los celulares...






Así funciona el consumo televiso hoy en día.

Si algo en la TV impacta, entonces para bien o para mal será reflejado en Twitter. Los que se sintieron ofendidos, los que la amaron y los que simplemente no sabían qué sentir hicieron de la actuación de Miley Cyrus en los MTV VMAs todo un fenómemo web que generó más tweets que el Super Bowl.

Algo similar ocurrió con el beso entre los actores Julió Chávez y Benjamín Vicuña o deberíamos decir Guillermo y Pedro ya que ocurrió en la ficción y antes de que ocurriera, fue pensado en un guión que se encargó de ser lo suficientemente atractivo para que el momento sea esperado con altas ansias por los seguidores (y los no seguidores también) de la telenovela Farsantes de canal 13.

Quienes no son fans del programa, buscaron ponerse al tanto de la situación que llevó al beso. Pedro estaba con una gripe y su esposa Camila (Julieta Cardinali) se fue de la casa para evitar generar alguna complicación en su embarazo. Entonces, Guillermo fue a cuidar a su amigo. Le limpió la casa, le tomó la fiebre y se recostó a su lado. Nada erótico ni sensual. Sólo la atención que genera el cariño genuino entre dos personas.

Desde que los dos personajes se conocieron hubo una tensión romántica que era evidente que antes de resolverse debía pasar por la instancia del encuentro físico.

La instancia llegó y los hashtags invadieron Twitter. Aprobaciones, desaprobaciones, aplausos, insultos, enojos, juicidos de valor... Hubo de todo.

Sin embargo, lo que quedó fue el beso que marcó el climax de toda una escena manejada con gran altura desde las actuaciones hasta la musicalización (la voz de Caetano Veloso cantando el verso 'No se si es prohibido' segundos antes del beso, por ejemplo).

En cuanto a la ansiedad y reacción del público, Mario Segade, guionista de la serie, habló con Diario Popular y lo sintetizó con historia de la televisión argentina: "En 1996 en el unitario Verdad/Consecuencia el beso entre los personajes homosexuales de Damián de Santo y Pablo Schilton fue un quilombo y ahora en Farsantes el beso entre Julio Chávez y Benjamín Vicuña es el más esperado".