5 mitos a la hora de adelgazar

thetrend | Hace 4 años

 
Omelet, Hangover Food

Jonathan Kantor Studio/Getty Images








Bajar de peso siempre ha sido un karma para la mayoría de las mujeres. Probamos de todo: ejercicios, tratamientos y dietas gracias al boca a boca, haciendo muchos esfuerzos en vano producto de simples mitos que se van creando con el pasar del tiempo.

Consumir productos light o no cenar no van a hacernos adelgazar más rápido, es por eso que te contamos los 5 mitos más recurrentes y más comúnes a la hora de perder peso:

- Saltar la cena adelgaza. No comer en la noche solamente causará una ingesta desmedida en la siguiente comida. Al no cenar, la insulina tiende a almacenar más grasas porque ya a estas horas está alta por la falta de actividad física. Si se salta la cena, la insulina subirá aún más. Lo que sí es recomendable es que sea una comida ligera para que el metabolismo queme esas calorías más facilmente.

- Si quieres perder peso, hay que olvidarse del pan. Lo correcto es no comer en exceso, pero el pan aporta nutrientes como hidratos, fibras, proteínas y minerales. Además, este alimento, junto al resto de los carbohidratos, son los que más energía aportan. Siempre elige el integral y reduce la cantidad a un mínimo. 

- Más sudor, más perdida de peso. Es cierto que sudar más nos hace adelgazar con mayor rápidez, sin embargo, lo que perdemos es sólo agua, que la recuperamos al volver a ingerirla. Evita la ropa que hace que transpires mucho (como los trajes de aluminio), lo único que vas a lograr es estar incómoda al ejercitarte, y enfocate en la actividad física que vayas a realizar.

- Las vitaminas hacen que aumentes unos kilos de más. Las vitaminas por sí solas no te hacen ganar peso, ya que no aportan calorías. Lo que sí puede pasar es que algunas te abran el apetito, producto de un mejor estado de salud.

- Si te portaste mal durante la dieta, tienes que empezar de cero.  Tenemos la costumbre de que cada vez que engañamos a la dieta comiendo algo fuera de ella comenzamos de nuevo todo el régimen. Para sorpresa de todas esto no es necesario, basta con continuar la rutina sana con la que venías trabajando y estar conscientes de lo que se come la próxima vez.