Aprende a ser feliz en el trabajo con estos consejos…

thetrend | Hace 3 años

 
Amy Poehler, Parks and Recreation

Justin Lubin/NBC









Seamos realistas, un porcentaje más alto de lo que crees está insatisfecho con lo que hacen laboralmente. Muchas personas pasan sus días contando las horas para el fin de semana, y otras tantas viven deprimidas pensando en un trabajo soñado que no existe. Ser feliz en la oficina sí se puede, es cuestión de ir poniendo en práctica estos consejos en tu día a día.

Ten en tu escritorio y alrededor de tu computadora algunas cosas que te hagan sonreir.

No subestimes el poder de lo que está frente a ti (literalmente). Coloca una imagen en tu protector de pantalla que abra tu corazón cada vez que lo veas, puede ser una foto de tus hijos, de tu mascota, de tus últimas vacaciones o algún paisaje que te evoque un sentimiento.  Conectarte con las cosas y las personas que amas te subirán la energía sin importer en qué circunstancia laboral te encuentres. Y cuando todo lo demás falle, hazte reir a ti mismo.  Así como leiste, mantén algo en tu escritorio que sea gracioso: un juguete con un sonido tonto, o alguna tira cómica que siempre te haga reir. La risa balancea la frustración, la irritación, y la rabia instantáneamente.  

Encuentra un sentido o un propósito a lo que haces, así odies tu trabajo.

Investigaciones demuestran que cuando la gente ve su trabajo como su vocación, más que algo que hacer por un recibo de sueldo, su felicidad aumenta significativamente. Así que, ¿cómo encuentras trabajo en una empresa que detestas? Pues pregúntate a ti mismo, ¿qué bien estás haciendo o a quién con lo que haces?  Por ejemplo, alguien que trabaje en un restaurant trae alegría y alimento a los demás. Un visitador médico ayuda a salvar y a mejorar vidas. Un profesor es parte del desarrollo del futuro de su país y del mundo.

 Evita la negatividad

La elección de ser feliz en el trabajo quiere decir que debes evitar conversaciones negativas, chismes y gente con malas energías tanto como puedas. No importa qué tan positivo te sientas, las personas negativas tienen un profundo impacto en tu mente.

 - Pide constantemente retroalimentación a tus jefes.

Alguna vez has hecho un comentario como: "Mi jefe nunca me da feedback, así que nunca sé si lo estoy haciendo bien". Afrontémoslo, tú sabes cuando estás haciendo un buen trabajo y cuando no. Especialmente si te sientes muy bien con tu desempeño, lo único que quieres que es te reconozcan lo que has hecho.  Si no sientes que has dado lo mejor de ti en tu cargo, piensa en ver cómo mejorar y hacer una contribución al puesto que sea más sincera. Luego, habla con tu jefe y pidele que te de una evaluación sobre tu trabajo, al final, tu eres responsable de tu propio crecimiento personal.

- Haz amigos

Apreciar y disfrutar a tus compañeros de trabajo son características de una experiencia de trabajo positiva y feliz. Tómate el tiempo para llegar a conocerlos, muchos de ellos tienen cosas en común contigo y pueden llegar a convertirse en buenos amigos. Tener compañeros en tu área de trabajo te proporciona apoyo, recursos, y lo más importante, tener con quién compartir los momentos malos y buenos de la oficina