Las últimas horas de Demian Bichir antes de recorrer la alfombra roja de los Oscars

Oscar Awards | Hace 5 años

 

EFE



Cada vez que le pregunten a Demian Bichir ¿Qué estás usando? Contestará "Tuxedo", así como lo ha hecho George Clooney en algunas ocasiones.

Y cuando se acerquen para pedirle sus impresiones sobre lo que ha vivido en las últimas semanas, hablará en inglés, pero eso esí, no dejará de mencionar alguna palabra en español "voy a decir aunque sea, ¡salud con tequila!", nos dijo Demian en entrevista.

Su recorrido por la alfombra de la 84 Entrega de los Premios Oscar no pasará despercibida porque quiere cantar o bailar para los entrevistadores que lo aborden y lo consideren inolvidable... Bueno, quiere. No sabe si lo hará. O presumir a sus acompañantes, o saludar a sus colegas.

Demian, sin acento en la a, como suelen ponérselo, pasó a la historia de su país como el segundo actor mexicano postulado a la Estatuilla después de Anthony Quinn. Compite contra Jean Dujardin, Brad Pitt, Gary Oldman y Clooney.






"No he podido ver todas las películas, quiero ver estos días las que me hacen falta (El Artista, entre ellas). ¡Dios! Es que no he parado, viajes en avión, la obra de teatro (Nadando con Tiburones), los compromisos. En el avión me la paso durmiendo. Si algo recomendable he visto últimamente es Melancholía, de Lars Von Trier ¡Qué gran película! y Una Separación, la que compite por Irán, seguro va a ganar, es fantástica".

Los nervios, el gusto, el gozo, la expectativa. Todo lo tiene mezclado, está viviendo una revolución en su cabeza y en su cuerpo.

Ya está en Los Ángeles y comienza la cuenta regresiva.

Aquí 5 cosas que habrías querido preguntarle a Demian Bichir en estos días.

¿Quién será su 'date' del Oscar?

"Voy con mi novia, Stefanie, la adoro, ella está feliz, creo que cuando me dio la noticia de la nominación ella estaba más impactada y feliz que yo, a mí me cayó el veinte un poquito más tarde. Y van mis papás, llevo a mis papás (Alejandro Bichir y Maricruz Nájera) y a mi hermano Odiseo. Bruno no puede porque tiene obra de teatro".

¿Cuándo hizo su papel de Carlos Galindo, en Una Vida Mejor, esperaba el éxito que le ha retribuido?

"Jamás. Yo hago un proyecto porque me gusta, y me fascinó la idea de encarnar a un hombre lleno de esperanzas para su hijo, que busca darle una mejor oportunidad. Disfruté mucho el papel y todo lo que ha surgido pues ha sido fantástico".

¿Qué sintió cuando formó parte de los actores que abrieron la ceremonia de los SAG Awards hace unas semanas?

"Yo no quería hacerla, mis agentes me convencieron, me dijeron que era una gran oportunidad de hablar de México desde un punto de vista positivo. Quería disfrutar el momento y no arruinarme con ensayos y esas cosas. Así fue como me convencí y quedó muy bien. Jon Cryer, que fue el primero que habló, se acercó a felicitarme antes de la ceremonia. Y yo, muy ogrulloso, después de esa ceremonia, pues me quedé presumiendo lo mucho que disfruto ser mexicano".

¿Y dónde está su pequeña hija, Gala, a quien tuvo el año pasado con una actriz española, Adriana?

"Ella es una belleza, la razón de mi vida, me motiva y me da mucha energía. Me siento fascinado siendo papá, la disfruto al máximo, estoy encantado, embelezado, muy, pero muy enamorado de mi hija".

¿Es cierto que intentó hacerla como cantante y qué música le gusta?

"La verdad es que yo soy actor, ese es mi oficio, mi vocación, y he pasado por mucho para mantenerme como he querido. A veces ha sido complicado porque administrar el dinero no es fácil, gastos hay siempre. Hubo quien sí me conoció como cantante. Cuando hice la versión en español de Aladino, la canción Un Mundo Ideal, surgió esa idea de grabar un disco y me animé, quería hacerlo. Salió Fábulas Pánicas (no puede evitar la risa). Una disquera, Opción Sónica, me lo propuso, lo distribuyó y conseguimos distribución. Me criticaron y me felicitaron, hubo de todo. Fue un disco independiente, yo no pensaba hacer carrera como cantante, yo solo quería contar historias y me dijeron que era entonado. No sé, igual hubiera seguido si me hubieran dado el empujoncito. Y quizás ya estará aspirando al Grammy (vuelve a reírse)".

"Soy fanático de la música clásica porque mis papás nos la ponían en casa, a mis hermanos y a mí, mucha música clásica, escuché y escucharé siempre a Los Rollling Stones y a Pink Floyd. De los nuevos, Jason MRaz me gusta, Adele. No soy solo de mencionar uno, la verdad es que la aplicación de mi celular, Shazam, es una maravilla porque canción que me gusta es la que le doy click, la identifico, y pues la compro. Desde Los Tigres del Norte hasta Lila Downs me encantan. Tengo de todo, soy fanático de la música".

Muchas felicidades Demian, y de corazón, cruzamos los dedos para que derrotes a los favoritos: George Clooney y Jean Dujardin.

Y por cierto, ya tiene su esmoquin, muy bien arreglado, a la medida, de la marca Ermenegildo Zegna.

¡Nos vemos en la alfombra roja!