¡Bono se hizo más viejo en México!

E! News | Hace 6 años

 
E!
Así es, el venerado y bien ponderado líder de U2, quien arribó a la Ciudad de México el lunes por la noche, se la pasó de fiesta -y trabajando- el martes, día en que cumplió 51 años. Después de desayunar huevos revueltos, jugo y fruta en compañía de su esposa Alison, el músico sostuvo tres reuniones con el equipo de producción del 360° Tour, que tendrá hoy su primer show en el Estadio Azteca. Por la tarde, el intérprete de The Hands That Built America salió acompañado de su mujer y de su compañero, The Edge, para comer en el restaurante Pujol, en donde le mostró a los comensales que tiene buen diente para la comida mexicana. El chef y dueño del lugar, Enrique Olvera, le hizo un menú especial que consistió bolitas de quintonil y queso de cabra, tamal de cuitlacoche, chilacayotes curados en limón y sal, lechón en axiote blanco y nieve de zarzamora, aunque lo que más le gustó fue el helado de frutos rojos que le prepararon especialmente. “Fue una comida fantástica y a todos les agradezco que estén aquí, gracias por su cariño y por tantas muestras de amor ¡Salud!”, expresó Bono al salir del restaurante, en donde brindó con champaña con los reporteros y fans que lo siguieron y en donde recibió un pastel que le compraron los periodistas. Fue una pequeñita, hija de uno de sus fans, quien se acercó primero a darle el pastel, y él, a cambió, mandó pedir copas y champaña para brindar con quienes fueron hasta el restaurante ubicado en Polanco. Sus compañeros, Adam Clayton y Larry Mullen Jr. brillaron por su ausencia en el festejo, aunque se reunió con ellos un par de horas más tarde en el Coloso de Santa Úrsula, en donde hicieron prueba de luz y sonido para el espectáculo durante más de tres horas. Ahí, su staff le partió pastel y le cantó Las Mañanitas en español, lo cual agradeció al brindar con ellos con vino de mesa mexicano. Duraron casi cuatro horas en el lugar, en donde practicaron canciones como Magnificent y Zooropa. Al regresar a su hotel, su esposa le hizo un pequeño convivio para festejar su día en la terraza privada de la suite donde se hospeda, y fue ahí donde recibió varios presentes de amigos y conocidos en México. Los fans de U2 que acudirán al concierto de hoy por la noche ya se organizaron por medio de convocatorias en redes sociales para cantarle Las Mañanitas después del primer discurso que de en vivo, y planificaron llevar globos de color blanco y rojo para sorprenderlo con una alfombra humana que tapice el Azteca. Esto significa que ¡Bono, prepárate! porque todavía te hace falta un festejo masivo más.