15 cosas infaltables en una telenovela

E! News, Imperdible, | Hace 3 años

 
Thalia, Fernando Colunga, María la del barrio, telenovela

Youtube




Podrán tener tramas distintas, pero nunca sin estos elementos...






La telenovela es el género dramático latinoamericano por excelencia. A través de la historia han llevado a la pantalla de televisión innumerables tramas cargadas de drama, suspenso y comedia, pero sobretodo mucho drama.

Muchos de nuestros países y estrellas son conocidos mundialmente gracias a la proyección en pantalla de estas ficciones, en las cuales nunca pueden faltar estas 15 cosas:

Pareja perfecta: Los protagonistas tienen rasgos combinables que unidos los convierten en la pareja perfecta, cautivándose mutuamente a través de las flores que vende ella o el convertible que él maneja.

Encuentro de clases sociales: El personaje pobre se enamora del rico, y el rico del pobre, que al final de la trama no resulta ser pobre sino rico también y terminan compartiendo suntuosas fortunas. Por  ningún motivo el rico queda en quiebra y se une a la humilde vida del que aún siga siendo pobre.

Villana sexy: La villana siempre es mucho más sexy y elegante que la protagonista. Esta usa increíbles vestuarios, la llaman por el diminutivo de su nombre o tiene un apodo tipo "La Lili", "Viky", "Teffi".

Nombres creativos: "María de Resignación Pérez", "Juan Alberto Santeliz", "Dulce Rosa de la Montaña", pueden ser algunos ejemplos de los nombres usados en las telenovelas. Obviamente son llamados así por completo hasta estando en el lecho de muerte, aunque pierdan el aliento justo antes del primer apellido.

Alguien pierde la memoria: Sorpresivamente los personajes de las telenovelas son bastante vulnerables a perder la memoria con un leve golpe en la cabeza, sobretodo aquellos que saben un importante secreto que solucionaría siete meses de trama.

Gustos familiares: Hermanas o hermanos se enamoran de la misma persona. Incluyendo el hecho de que también se enamoren entre ellos mismos. Claro está, semanas antes de terminar la telenovela, se revela que en realidad no son hermanos.

Cambio de escenario: Inexplicablemente las grandes mansiones, playas, selvas y montañas que se muestran en el primer capítulo dejan de aparecer a la semana. Los personajes no salen de la ciudad y prefieren estar siempre en el estudio de la lujosa casa, de la cual vimos la piscina solo en el estreno.

Encuentros "casuales": En algún momento de la trama todo el elenco coincide en algún evento. No importa que la chica pobre no trabaje en el gran consorcio del protagonista, siempre tendrá una amiga que la invite o consiga un trabajo ahí para esa noche.

Escena en la iglesia: Puede ser derivado del accidente que dejó al personaje sin memoria u otro fatal acontecimiento, pero es infaltable la escena en la que alguien ruega y llora de rodillas en un templo religioso.

Pensar en voz alta: Aunque se trate del secreto más celosamente guardado, extrañamente lo dicen en voz alta y lo escucha alguien que no tenía que escucharlo. Generalmente es usado para hacer daño.

Los niños: Siempre son simpáticos, suspicaces y ocurrentes. Características que lo llevan a revelar algún secreto o dato de manera inocente, que en algunos casos ayudan a la protagonista a darse cuenta que se trata del niño que le robaron hace algunos años.

Ser rico y malo: El villano siempre es multimillonario, lo cual le permite tener la facilidad de llevar a cabo sus malévolos planes sin ningún tipo de limitante.

Televidentes oportunos: Durante ningún momento de la historia se ve a algún personaje viendo televisión. Esto solo sucede cuando "casualmente" lo encienden y se enteran de algún hecho transcendental en la trama. Esto aplica para diarios y radio.

Frase infaltable: En algún diálogo mencionan el nombre de la telenovela. No nos referimos en el caso de que lleve el nombre de la protagonista, sino en los casos en el que raramente dicen frases como "esto es un ‘Amor indomable'", "Yo siempre tendré una ‘Revancha de pasión'", por ejemplo.

Sufrimiento prolongado: Gran porcentaje de la historia se basa en el desmedido sufrimiento de los personajes, que termina acabando en el capítulo final con la promesa de un "felices por siempre".