A las celebridades tampoco les gusta la SOPA

E! News | Hace 2018 años

 

Frederick M. Brown/Getty Images



Podríamos decir que una de las noticias más importantes en lo que va de año, que ha causado una movilización masiva en la prensa y las redes sociales - luego del nacimiento de la hija de Beyoncé y Jay-Z - tal vez, es la Ley SOPA (Stop Online Piracy Act).

La SOPA es una propuesta de Ley que está pendiente de ser aprobada por el Congreso de Estados Unidos. Junto con la PIPA (Protect IP Act) estas dos leyes potenciales pretenden regular, prevenir y penar la piratería en Internet. Hasta ahí todo suena correcto, pero el gran revuelo que se ha desatado viene tanto de la amplia definición de lo que se considera "piratería" en Internet y lo desproporcionado de las acciones que se usaría como castigo: cerrar una página sin el debido proceso, 5 años de cárcel por poner online canciones de las que no se posee el copyright, entre otras...






Es decir, y tomamos un ejemplo prestado que vimos en Internet: por subir a la red una canción de Michael Jackson puedes ser penado con 5 años de cárcel, un año más que la pena que recibió Conrad Murphy, el médico que fue declarado culpable de la muerte del rey del pop.

La SOPA y la PIPA pretenden defender los derechos de los creadores legítimos de contenidos, es decir, creadores, directores, animadores, diseñadores, músicos. Sin embargo, muchos de ellos, tanto desde el punto de vista de artistas como el de usuarios de Internet se han manifestado completamente en contra de la aceptación de dichas leyes tal y como están escritas en este momento.

Ashton Kutcher, que es 50% "Hollywood boy" y 50% "Sillicon Valley", fue uno de los primeros en manifestarse en contra de la ley destacando el efecto negativo que esta tendría entre los emprendedores de proyectos en Internet que es un importante sector de la economía de Estados Unidos. Kutcher manifestó también su preocupación por los medios de aplicación de la ley, que permite cerrar sitios y servidores sin mayor proceso legal, sólo por dictamen de un juez, que no necesariamente es un experto en el tema.





Peter Gabriel por su parte, se unió al gran blackout del pasado 18 de enero en el que muchas páginas que reciben a diario millones de hits se pusieron offline, entre ellas Wikipedia, Reddit, Wired, The Oatmeal, entre otras. El músico se manifestó a favor de la medida uniendo sus websites al apagón e instando a sus fans a leer y firmar una petición en Avaaz para proteger la Internet.

En la edición del 18 de febrero de The Daily ShowJon Stewart dedicó el primer segmento de su programa a hacer una reflexión, que por irreverente no deja de ser bastante alarmante, acerca de SOPA y de los congresistas que la apoyan en el Congreso y que parecen no tener idea de lo que están hablando. 





Otros artistas de la TV, el cine y la industria musical, entre los que se encuentra Andy Sandberg de Saturday Night LiveTrent Reznor, Alicia Keys, Samantha Murphy, MGMT, Aziz Ansari de Parks and Recreation y hasta la propia Kim Kardashian, también se manifestaron abiertamente su preocupación por ambas leyes firmando una carta abierta dirigida al Congreso en la que solicitaban "precaución extrema" antes de regular Internet.

La presión de los artistas unida a la de algunas figuras políticas y la del público en general lograron que se pospusiera la votación de estas dos leyes por tiempo indefinido. Sin embargo, lo importante es que este asunto, que pone en juego el destino de Internet y que involucra a muchos sectores muy poderosos con intereses encontrados está lejos de ser algo del pasado y por lo tanto hay que estar pendiente de los avances de SOPA, una ley que muchos artistas no están dispuestos a tragar.