Alejandra Guzmán, Gloria Trevi y Yuri… ¿Reinas del Halloween?

E! News | Hace 5 años

 
EFE
Fachosas, exóticas, extravagantes, originales, con estilo… Cada una con lo suyo, nos muestra que la belleza y la creatividad no están peleadas. Bueno, algunas se pasan, pero sin duda, Alejandra Guzmán, Gloria Trevi y Yuri son de las más exóticas para vestir en shows, especialmente la primera, quien ahora con su mancuerna con Moderatto, adoptó un poco de la forma de arreglarse de la banda rockera para salir a escena. En su vida cotidiana, por supuesto que no andan con las plumas, las lentejuelas y el cabello esponjado para cocinar o convivir con los suyos… pero qué tal lo que hacen en conciertos. La hija de Silvia Pinal y Enrique Guzmán no pierde el estilo: crinolinas, zapatillas altas, mezclilla, tops, encaje, ropa interior. Todo lo ha reinterpretado a su medida y a su gusto. Hasta penachos y plumas se ha puesto encima. Yuri, quien ha hecho lo que se le ha dado la gana desde que comenzó con su carrera, ha combinado el látex, los escotes y hasta los estoperoles para llamar la atención de su público. Eso sí, es la que más abiertamente ha imitado a Madonna. Se ha teñido el cabello de rojo, ha usado pelucas y lo ha llevado corto y lagro. “La Trevi” desde que empezó con su Dr Psiquiatra y sus medias rotas, impuso moda y en aquel entonces la chaviza se vestía como ella en Halloween. Ella era el tema para disfraz. Y lo sigue siendo presumiendo figura de veinteañera en plena etapa cuarentañera. Quizás ya es más recatada por ser señora, pero quién le quita que desde que hizo su calendario, aquel famoso donde casi no dejó nada a la imaginación, probó que tenía uno de los mejores cuerpos del mundo del espectáculo mexicano. Claro, están Ninel Conde, Niurka Marcos y Denisse, de Belanova, quienes también llaman la atención por la ropita y el maquillaje que a veces eligen. Ya no se diga Ximena Sariñana, a quien a veces no entendemos por lo que se pone. O Ely Guerra, quien nos ha sorprendido por sus cabellos esponjados y rizados, aunque eso sí, siempre con una belleza que derrite. Trapos por aquí, trapos por allá, algunas que no le atinan siempre son Martha Higareda, Roxana Castellanos y Ana Claudia Talancón. Las que son siempre bien vestidas y refinadas, Chantal Andere, Sasha Sökol, Ana de la Reguera y Paty Cantú. Y las que a veces le atinan, y a veces no: Galilea Montijo, Roxana Castellanos y Silvia Navarro. Aunque eso sí, en México, “La Mamá de los Pollitos”, que sea lo de cada quien, es Astrid Hadad, quien con sus vestidos de nopal, con figuras folclóricas y hasta con capillas y catedrales reinterpretadas no tiene comparación ni reparo en creatividad. Ella fue la que le enseñó “sin querer queriendo”, como diría El Chavo, a Thalía que podía hacer lo que le viniera en gana con su ropa, como cuando les pegaba Ositos o se pintaba el pelo estilo Ninón Sevilla. O a Paulina Rubio que podía elegir un concepto, todo de un color, y por eso hacerse llamar “La Chica Dorada”. Vestidos más, vestidos menos… ¡Qué espectáculo dan con su ropa!