Alejandro Sanz tiene un desafío mayúsculo

E! News | Hace 4 años

 

EFE




Con cada año más de vida, profesional y personal, el cantante da un paso gigante y no hay quien lo pare.






El año pasado fue la sensación en la primera temporada de La Voz  México y ahora, sin habérselo planteado de esa forma, se enfrenta a uno de sus retos más grandes: llenar el Foro Sol.

Sí, ni más ni menos que el inmueble clásico a donde le caben más de 50 mil personas y que lo han llenado Robbie Williams, Los Rolling Stones y Madonna, es el siguiente paso en la carrera del codiciado cantautor.

"No me asusta para nada, al contrario, me emociona. Es un sitio que se antoja, que sé que es grande, pero que me pone en una posición del camino donde no había estado, y yo, comparto mi felicidad. La felicidad de mi música, la felicidad de mi vida personal, la felicidad de lo que hay a mi alrededor", dijo el español en entrevista.

Es más, a quien compre el boleto para el show que dará el próximo 12 de octubre en el inmueble de Río Churubusco, le entregarán también una copia de su nuevo disco La Música No Se Toca.

Del material ya han sonado dos sencillos, No Me Compares y Se Vende, los cuales, afirmó, lo remontan a los inicios de su carrera.

"Ya son 13 discos, ya son un montón de singles, ya son bastantes años en esto y recuerdo con mucho cariño cuando llegué aquí a México. Me iba a hacer promoción a Guadalajara, Monterrey, León, Baja California, a todos los lugares donde me dejaban entrar. Yo he crecido con México y a México le debo mucho, hay un pedacito de mí aquí en el corazón y siempre estará en mí. Sinceramente siento que he crecido, pero no me siento viejo, para nada. Estoy fascinado con lo que he venido viviendo, la vida es de contrastes y en su momento yo he pasado por buenas y por malas", contó.

Alejandro se mostró muy satisfecho con la inclusión de sus amigos Paulina Rubio y Miguel Bosé como coaches de la segunda temporada del reality show producido por Miguel Ángel Fox.

Y les deseó lo mejor a Beto Cuevas y Jenni Rivera, siendo esta última la que la ha puesto bastante sabor a los primeros episodios del programa dominical.

Con el lanzamiento de La Música No Se Toca, añadió, su público entenderá mucho más de su vida personal porque en cada canción hay un fragmento de sus vivencias en los últimos años.

Alejandro Sanz derrochó alegría a su paso por el DF en su visita promocional, y se le nota que a la ex pareja de la tapatía Jaydy Michel está más que contento con Raquel Perera, la madre de su tercer hijo, Dylan.