Amy Winehouse, adicta a las cirugías estéticas

E! News | Hace 7 años

 
Amy Winehouse.jpgSucede con muchos adictos en recuperación: intercambian una adicción por otra. Y eso es lo que parece haberle ocurrido a Amy Winehouse, quien tras haber cumplido un año entero alejada de las drogas y el alcohol, sumó una nueva adicción a su vida: a las cirugías estéticas. Hace pocas semanas la cantante se sometió a una operación para agrandar sus pechos y desde entonces se pasea por los flashes y la noche londinense con escotes cada vez más pronunciados, que revelan mucho sobre su nueva adquisición. No totalmente conforme con su nuevo tamaño de lolas, la cantante estaría más que dispuesta a ir por más.   “Ella dice que se siente femenina de nuevo y quiere tener más curvas como antes. Ella cree que haciéndose otra operación y poniéndose implantes logrará su sueño de tener un look tipo pin-up”, señaló un allegado al respecto.   Además aparentemente Winehouse ha estado muy ocupada últimamente diseñando la que espera que sea la próxima muñeca favorita de las niñas: una Barbie igualita a ella. "Le encantan todos los piropos y silbidos que recibe por su nueva figura. Ella ha estado realizando un montón de bocetos de sí misma y quiere lanzar una muñeca para sus fans", ha contado un fuente cercana a ésta.