Aracely Arámbula y Sebastián Rulli confiesan su amor

E! News | Hace 4 años

 
Hola!
Que no se casaron… pero que sí andan juntos… ¡y muy juntos! Lo que mucho se especulaba sobre esta nueva pareja de tórtolos, y que es la sensación del momento, fue confirmado por ellos mismos en la revista Hola! México de esta semana ¡Sí son novios y no hubo boda! Aracely Arámbula y Sebastián Rulli, los protagonistas de la exitosa obra de teatro Perfume de Gardenia, quienes se conocieron en esa puesta en escena, e hicieron "click" de inmediato, se abrieron de corazón a la revista que compra las exclusivas y aclararon rumores. "No nos casamos, para empezar, el día que queramos hacerlo lo haremos a lo grande… casarse al estilo Elvis Presley, en Las Vegas, como dijeron que fue nuestra boda, no es nuestro estilo", señaló la pareja en la popular publicación semanal. La ex de Luismi y el ex de Cecilia Galeano fueron muy claros al decir que están viviendo su romance de una forma abierta entre ellos, pero cerrada a los medios de comunicación. "Esperamos un tiempo prudencial para hablar de nuestra relación públicamente porque nos estábamos conociendo, estábamos en el proceso de conocernos. El pasado está atrás, el presente adelante. Queremos compartir lo que tenemos, un presente maravilloso", relató el argentino a Hola! Y claro, hizo franca referencia a su truene con Cecilia, con quien tiene un hijo, y a lo que vive ahora. "Cuando vives una fuerte desilusión piensas que el amor no volverá a tocar a tu puerta y esto es tan real, tan bonito, que me siento feliz de vivirlo", apuntó el protagonista de telenovelas mexicanas y modelo. "La Chule", tan codiciada por miles de galanes, no se quedó atrás y mencionó a sus hijos, Miguel y Daniel, a los que tuvo con Luis Miguel. "Tras vivir una separación y ser madre de dos hijos, me concentré en ellos, en mi familia, en mi carrera. y llegué a pensar que el amor ya no era para mí. Ahora vivo un amor que me ilusiona y me hace feliz todos los días", afirmó Arámbula. Y a nosotros no nos queda más que decir ¡que les dure el gusto y ojalá no sea solo mientras dura la obra de teatro.