Britney Spears sabe cómo vender el sexo

E! News | Hace 6 años

 
Hemos recorrido un largo camino desde que la novela Lolita de Vladimir Nabokov, causó un escándalo a mediados de los años 50, al parecer nos hemos vuelto bastante más tolerantes con esto de las niñas-mujeres seductoras, sobre todo en el mundo del pop, siendo Britney Spears una de nuestras lolitas favoritas. Desde su debut con …Baby One More Time (1999) y Oops! …I Did It Again (2000), en donde ya empezó a anunciar que no era tan inocente y grabó un cover de Satisfaction de los Rolling Stones, Britney no se cansa de cantar letras cada vez más provocativas y con un caliente doble sentido, que aunque ya es una mujer hecha, derecha y sobre todo, mayor de edad, estas no dejan de causar controversia... y vender sexo. En I’m A Slave 4 You (2001), acompañando una declaración inicial que rezaba que a pesar de su juventud ella tenía “sentimientos” y que “necesitaba” hacer lo que sentía que tenía que hacer, Britney lanzó un video lleno de sudor, bailes sensuales y esclavizantes gemidos que nos hicieron olvidar a la pudorosa princesa Disney. I know I may be young, but I've got feelings too. And I need to do what I feel like doing. So let me go and just listen. Dos años más tarde, una canción de In The Zone que tal vez no es la más recordada, se convertiría de hecho en una de las más sexuales del álbum: Breathe On Me. Cuerpos calientes sincronizados y juntos... ¿Qué estaban haciendo? Oh, it's so hot, and I need some air, and boy, don't stop 'cause I'm halfway there. It's not complicated, we're just syncopated, we can read each other's minds. One love united, two bodies synchronising, don't even need to touch me… baby, just breathe on me. En el video de Gimme More (2007) del disco Blackout, la insaciable hermana gemela de pelo negro de Britney se entrega a un súper sexy pole dance mientras pide insaciablemente más, más y más. Nada es suficiente para esta chica... Sobre todo cuando se sabe los nombres de las posiciones del kama sutra. The center of attention, even when we're up against the wall. You got me in a crazy position, if you're on a mission… You got my permission. Oh! A partir de este momento ya son todas palabras mayores, siendo una de las más polémicas la canción de Circus (2008) If You Seek Amy, canción que casualmente suena como si deletrearas en inglés las letras F U C K M E. Love me hate me, say what you want about me. But all of the boys and all of the girls are begging to If You Seek Amy. Finalmente, en Femme Fatale (2011), aunque Hold It Against Me tiene un video con imágenes nada provocativas y un inentendible vestido blanco, no podemos esperar a ver las imágenes que acompañan a How I Roll, en donde, si la versión que se ha colado en Internet es auténtica, sin más rodeos Britney invita a un hombre a pasar la noche con ella... Y no precisamente viendo películas de terror: If you know what it takes to be my man. We can go make love together. You can be my fuck tonight. We can tear it up tonight. Mientras artistas como Madonna y Lady Gaga varían la receta ideológica de sus canciones (temática gay, poder femenino, igualdad racial, críticas contra la guerra, himnos antirraciales, etc) nuestra querida Brit prefiere irse por lo seguro. Al parecer ella, o la maquinaria que está detrás de ella, sabe que el sexo vende.