Christina Hendricks se siente discriminada por los diseñadores de moda

E! News | Hace 6 años

 
EFE
A pesar de que fue elegida por la revista Enquirer como la mujer más sexy, la actriz Christina Hendricks, quien actualmente actúa en la exitosa serie dramática Mad Men, se siente discriminada por los grandes diseñadores de moda por sus curvas. Hendricks reconoce además que no le resulta nada sencillo encontrar un diseñador para que vista su cuerpo para las numerosas galas y celebraciones a la que es invitada por protagonizar una de las series más vistas del momento. Afirma que para las alfombras rojas sólo le llegan vestidos en la talla 34 o 36 y siempre tiene que solicitar algún tipo de arreglo, puesto que nadie se adapta a ella. Para Christina Hendricks el problema está en que los diseñadores pierden el punto de la realidad cuando hacen sus vestidos para los cuerpos de las modelos. Las cuales son reconocidas por estar siempre extremadamente delgadas. Y que no todas las actrices de Hollywood pueden presumir de entrar perfectamente en una talla 36. En la reciente entrega de los premios Emmy, la pelirroja actriz lució una creación del diseñador norteamericano Zac Posen, quien diseñó un muy criticado vestido que realzaba “demasiado” su potente parte delantera. Para tranquilidad de Hendricks y de otras curvilíneas actrices, la tendencia de la extrema delgadez en Hollywood está desapareciendo.