ENTREVISTA > Arcade Fire se mexicanizó

E! News | Hace 6 años

 
En su paso por México, Arcade Fire, el grupo formado en Canadá y que está entre los predilectos del rock indie en inglés de la actualidad, se “mexicanizó”. Win Butler, el líder, compositor, intérprete y músico comandante del grupo, contó que durante la semana que apenas concluyó mejoró el poco o mucho español que sabe y conoció más a fondo de la cultura nacional de México. “Haber estado más de una semana me sirvió mucho más que uno o dos meses de clases de español e historia de México en la secundaria, porque cuando estuve en la escuela, en Texas, me dieron clases de español por alrededor de cuatro años… aprendí mucho, la maestra era mexicana, inmigrante, y nos contaba mucho de México: olores, colores, sabores. Ahora, en mi primera vez en México DF, en Guanajuato y en Guadalajara, fue fantástico… nos ‘mexicanizamos’”, relató Butler en entrevista. Tanto el tejano como su esposa, y también integrante del grupo, Régine Chassagne, tuvieron oportunidad de saborear más a México en los últimos siete días. En el DF, comieron tacos dorados, quesadillas y nopales; en Guanajuato, las clásicas enchiladas mineras, las charamuscas y mermeladas de sabores; en Guadalajara, la infaltable birria, las tortas ahogadas, el pozole y la carne en su jugo. “Siempre he comido picante, no le tengo miedo… solo que no soy un ‘loco’, como como Jeremy (Gara), que se comió un chile asado y lloró de lo enchilado. Nuestra odisea en México fue fantástica. “Tenemos una muy buena amiga en el DF que nos hizo una fiesta de bienvenida, con toritos (como los de feria de pueblo), un castillo de fuegos artificiales, con ponche, rompope, tequila, mezcal. Nos sentimos tan cobijados, abrasados, que no nos queríamos regresar… pero todo lo bueno, termina, y se nos acabó el paseo muy pronto”, dijo el intérprete de Ready to Start. En suma, de los tres recitales que ofrecieron en el País, Arcade Fire reunió a más 22 mil personas, y eso, para el cantante y sus seis compañeros, es lo más satisfactorio. “No hay mejor vibra que la que recibes cuando estás en el escenario, sudoroso, exhausto, un poco nervioso, que escuchar el nombre del grupo miles de veces repetidas. Eso es como una inyección de adrenalina, es la mejor vitamina para un artista”, afirmó el artista de 30 años. Arcade Fire estuvo en la República Mexicana para presentar su más nuevo disco, The Suburbs, el cual llegó al Top 10 de Billboard en el rubro independiente y se perfila, de acuerdo a los expertos, para obtener varias nominaciones al Grammy estadounidense que anuncia sus postulaciones en noviembre y se entrega en febrero próximo.