(+ Foto) Rihanna demanda a la cadena de ropa Topshop por 5 millones de dólares

E! News | Hace 4 años

 
Rihanna

Wagner Az/AKM-GSI



La cantante barbadense quiere que dejen de usar su imagen para lucrarse...




Rihanna, Topshop

Courtesy of Topshop.com



Rihanna decidió emprender acciones legales contra la popular cadena textil por comercializar camisetas con su imagen, una estrategia de venta que nunca había contado con el consentimiento explícito de la estrella del pop y que ya había recibido varias advertencias por parte de los representantes de la diva.
 
Aunque la compañía se había asegurado previamente de pagar los derechos de imagen que corresponden al autor de la fotografía, Rihanna considera que Topshop no puede explotar su imagen sin obtener antes su permiso, y exige por ello una astronómica compensación económica.
 
"El equipo de Rihanna llevaba mucho tiempo detrás de Topshop para que cesaran en su empeño de lucrarse a su costa, algo que la empresa no ha dejado de hacer a pesar de que Rihanna ya les había avisado de que no iba a tolerar que se explotara su imagen sin su consentimiento. Ellos aseguran que ya han cumplido con sus obligaciones al pagar los derechos del fotógrafo, y han mostrado una actitud bastante arrogante hacia Rihanna al decir básicamente que la empresa ya puede hacer lo que quiera al haber abonado su parte. Los agentes de Rihanna no piensan lo mismo y llevarán el caso a los tribunales", reveló al diario The New York Post una fuente cercana a la cantante.
 
Los esfuerzos de Rihanna por evitar que Topshop se beneficie de su imagen podrían no tener ningún efecto, teniendo en cuenta que la legislación del Reino Unido solo protege económicamente a los autores de las imágenes y deja fuera de este ámbito a quienes las protagonizan. No obstante, la polémica intérprete ya se ha puesto en manos de un prestigioso bufete de abogados londinense para que defienda su postura en los juzgados británicos y para que, al menos, pueda presionar a las autoridades de este país a reconsiderar las leyes que afectan a los derechos de imagen de los artistas musicales.
 
"Lo que más ha dolido a Rihanna de este asunto es haber recibido una respuesta tan altanera desde la empresa. Le han dicho algo así como: 'Vete por ahí. Nosotros no te debemos nada y vamos a seguir aprovechándonos de tu fama para vender camisetas'. Esa falta de respeto es intolerable y, aunque su equipo sabe muy bien que en el Reino Unido normalmente no se paga a los artistas por hacer uso de su imagen, ella ha decidido utilizar la demanda como una forma de protesta ante las autoridades. Quiere presionar a los responsables políticos para que cambien la legislación y la acomoden mejor al criterio que se tiene en Estados Unidos, donde el artista y el fotógrafo deben dar su consentimiento a este tipo de explotación", añadió la misma fuente.