“Hola, soy Lindsay. Soy alcohólica y adicta”

E! News | Hace 6 años

 
EFE
Pese a que se había asegurado que no era adicta, la actriz Lindsay Lohan tuvo que admitir sus problemas con el alcohol y ciertas sustancias ilícitas. "Hola, soy Lindsay. Soy alcohólica y adicta", fue la frase que la joven de 24 años mencionó en el Centro Betty Ford, donde se encuentra en rehabilitación, luego de serle revocada su libertad condicional. Lohan tiene que repetir a diario esta frase, sobre todo ahora que se encuentra en su quinta oportunidad que entra a rehabilitación. Según la página entertainmentwise.com, la problemática celebridad no pudo ocultar más sus adicciones y fue forzada a admitirlas públicamente. El próximo 22 de octubre tiene que presentarse en la corte por el caso que se le sigue por manejar alcoholizada y luego violar los términos de su libertad condicional. Vía: El Universal