Hollywood se hace adicto de Michael Fassbender

E! News | Hace 5 años

 

AP Photo/Andrew Medichini



No es cuestión de suerte que en el 2012 todos los ojos de la industria de cine estén puestos sobre Michael Fassbender.

Este apuesto actor germanoirlandés de 34 años en poco tiempo ha logrado desafiar a Hollywood, aceptando papeles tan complicados y arriesgados que han logrado convertirlo en una de las figuras masculinas más importantes del momento.






Su carrera dio el primer giro importante cuando aceptó participar en la miniserie producida por Steven Spielberg, Band of Brothers, y que luego lo llevó a conseguir un papel secundario en la exitosa película épica 300 del director Zach Zinder.

Los verdaderos retos comenzaron a llegarle cuando el polémico directo Steve McQueen, lo seleccionó para protagonizar su opera prima,Hunger en al que interpretó a un diputado del parlamente británico que lleva a cabo una huelga de hambre que tiene una gran repercusión e el mundo.

Tras este papel las ofertas comenzaron a lloverle a Fassbender quien en los años siguientes tuvo la oportunidad de trabajar con reconocidos directores, entre ellos Quentin Tarantino, con quien rodó Bastardos sin Gloria.

El 2011 fue un año muy ajetreado para el actor, porque en el primer trimestre estrenó la súper taquillera X-Men: Primera Generación, en la que le dio vida magistralmente al joven Magneto, antes de convertirse en el villano que ya todos conocemos.

Meses después estrena la aclamada cinta A Dangerous Method del reconocido David Cronnenberg, en donde compartió escenas con Viggo Mortensen y Kiera Knightley.

Sin duda el proyecto que lo catapultó al status de superestrella fue su papel de una adicto al sexo en la controversial película Shame, en donde se reunió nuevamente con el director Steve McQueen.

Gracias a esta película, en la que por cierto Michael aparece completamente desnudo y simulando fuertes escenas de sexo, fue reconocido en los más importantes festivales e incluso recibió una nominación al Mejor Actor en los Globos de Oro.

Este nuevo galán no muestra señales de perder su popularidad. Este año protagonizará la esperada Prometheus, que será una precuela del clásico de la ciencia ficción Aliens y estará dirigida por su creador original, el ganador del Oscar Ridley Scott.

Sinceramente no podemos contener las ganas de verlo de nuevo en la pantalla grande.