Jennifer Aniston ofreció una fiesta de navidad a la que asistieron muchas celebridades…

E! News | Hace 3 años

 
Jennifer Aniston, Justin Theroux

Jackson Lee / Splash News



Comenzaron las fiestas navideñas en Hollywood…






Tres días después de que Jennifer Aniston y Justin Theroux compraran un arbolito de navidad de tres metros en la tienda Mr. Greentrees, en Beverly Hills, ofrecieron su fiesta anual de decoración del pino navideño en Bel Air, California.

Es el tercer año consecutivo en que ambos compran juntos un pino.

Al parecer, la relación va viento en popa…

Una fuente contó a E! News en exclusiva que la fiesta comenzó puntualmente a las 6:30 pm, hora en la que los autos de los invitados comenzaron a atravesar el portón de la gran mansión de Aniston.

Cada árbol estaba ornamentado con titilantes luces blancas, que también fueron utilizadas para decorar el techo de la casa.

El evento estuvo repleto de caras conocidas.

Courteney Cox, Chelsea Handler, Gwyneth Paltrow, Chris Martin, Robert Downey Jr, Kathryn Han, Jason Bateman, Tobey Maguire, Isla Fisher y Will Arnett fueron algunos de los personajes que estaban en la lista de 50 invitados y que asistieron. "La fiesta se celebró en los exteriores de la mansión. Era una noche fría, así que todo el mundo estaba abrigado en sobretodos y bufandas para mantenerse caliente", revela la fuente.

"Era una mezcla de amigos de Jen y de Justin, reunidos para celebrar la festividad", agrega y señala que todos se congregaron alrededor de una fogata, mientras admiraban la vista de 360 grados de la ciudad.

Aniston espera poder celebrar esta fiesta cada año. "Es la festividad favorita de ella y algo que espera con ansias", dijo el confidente. "La casa estaba bellamente decorada con luces blancas, lo que se veía realmente hermoso. Jennifer se aseguró de cuidar cada detalle".

La estrella de We're the Millers y el guionista de Rock of Ages, quienes pasaron la Navidad pasada en Cabo San Lucas (México), no tuvieron que preocuparse de que los asistentes se quedaran hasta demasiado tarde en el agasajo.

"La gente estuvo un par de horas y empezó a irse a las 9:30 pm", explica la fuente.

Un agasajo tempranero y sin excesos, pues. En todo caso suena como una grata velada…