Jennifer López viaja con un asiento especial para usar en el baño… ¿No es demasiado?

E! News | Hace 4 años

 

YASUYOSHI CHIBA/AFP/Getty Images



La diva del Bronx se encuentra inmersa en la primera gira mundial de su carrera musical, y no parece estar demasiado contenta con el hecho de utilizar diferentes retretes en cada una de sus estancias por todo el planeta.

Es que si se tiene el trasero mejor cotizado del mundo... ¡Hay que cuidarlo!

Jennifer Lopez se asegura de llevar consigo su propio asiento y evitar así el contagio de los posibles gérmenes que pudieran encontrarse en los distintos cuartos de baño.






"Jennifer es una maniática de la limpieza y no le gusta poner su trasero en cualquier baño desconocido... Aunque sea de suite presidencial de los hoteles más lujosos de cada ciudad que pisa. Por eso, la intérprete de Dance Again lleva su propio asiento, que le fue diseñado especialmente para ella -con sus dimensiones- y para su comodidad, y que se adapta a cualquier tipo de retrete", reveló una fuente al diario británico The Sun.

Sin embargo, este curioso hábito de Jennifer podría no ser nuevo si algún día se confirman los rumores de que Ben Affleck, su expareja en la década pasada, le regaló en 2003 otro asiento especial decorado con diamantes, perlas, zafiros y rubíes.. Algo descabellado, ¿no?

"El asiento costó unos 105.000 dólares y es toda una preciosidad. Por supuesto, las piedras preciosas están incrustadas en el asiento y pulidas, por lo que el trasero de Jennifer no se verá afectado", contaba una fuente a la revista The National Enquirer.

"Jennifer es mi princesa y se merece solo lo mejor, incluso en lo que se refiere a retretes", citaban al guapo actor en la misma publicación.

No sabemos en realidad si esto sea cierto, lo que sí podemos asegurar es que J.Lo, además de ser una fanática de la limpieza, ama los cristales y los diamantes. En la actual gira que protagoniza junto a más de 14 bailarines, en pleno escenario bebe agua de una botella decorada con miles de cristales de Swarovski y hasta se seca el sudor con una toalla con incrustaciones de piedras semi preciosas...